Uruguay busca apertura de mercado lácteo en China

En el encuentro participó el representante del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, Manuel Marrero, donde se analizaron aspectos vinculados a los servicios ganaderos y promoción del desarrollo rural.

Marrero efectuó una detallada exposición de la historia y actualidad de la producción ganadera y específicamente lechera uruguaya en un seminario empresarial conjunto.

El embajador de Uruguay en China, César Ferrer, destacó que su país desea establecer lazos de cooperación profunda con China, a lo que contribuyen misiones como la del gobierno de la provincia de Gansú, actualmente en Montevideo, Xiamen o del ministerio de Agricultura y Pesca próximamente.

Ferrer manifestó que su objetivo al frente de la embajada es lograr una mayor integración agropecuaria entre ambos países.

«Confío en que se inicie una larga y fructífera colaboración bilateral», afirmó Marrero tras destacar que en Uruguay la cadena láctea tiene integrados a diferentes actores públicos y privados «con diferencia de intereses pero trabajando juntos».

La producción de leche representa el 15 por ciento del producto agropecuario uruguayo y desde el punto de vista social es una actividad dinámica que genera empleo en diversos sectores de la economía nacional, afirmó.

Desde mediados de los 70, los saldos exportables de leche y el impuestos y el incremento de la producción en remisión a plantas industriales y exportaciones ha sido un 6 por ciento acumulativo anual, añadió Marrero.

Tras explicar que Uruguay exporta hoy lácteos a más de 50 países con una amplia diversificación de productos (leche en polvo, entera, sin grasa, quesos o ingredientes para la industria alimentaria), destacó que la tecnología le permitió hacerse con genética de todo el mundo lechero.

«Tenemos la posibilidad de elegir y combinar para obtener vacuno que se adecue al ambiente donde van a producir», informó a un empresario chino interesado en principio, según dijo, en adquirir ganado en pie «pues comprar embriones y semen nos obligaría a esperar cuatro años».

Otros empresarios chinos estuvieron de acuerdo en que la autorización de importación de las autoridades chinas les abre las puertas a adquirir embriones y semen «de ganado que podemos ir a ver directamente para comprobar calidad».

El 27 de marzo, las autoridades chinas otorgaron la habilitación sanitaria para la importación de ganado bovino vivo, semen y embriones procedentes de Uruguay, abriendo la vía al comercio y la cooperación bilateral en el sector.

Dicha habilitación sanitaria plena representa el reconocimiento de la calidad genética de la ganadería uruguaya.

Los empresarios uruguayos destacaron este miércoles que nuestro país se encuentra entre los tres, junto a Australia y Nueva Zelanda que la Organización Internacional de Salud Animal reconoce como de mejores condiciones sanitarias.

La balanza comercial es favorable al país asiático, que coloca en el mercado uruguayo más de 500 producto mientras que Uruguay exporta todavía mayoritariamente lanas, cueros, pescados y cítricos.

(EFE)