Uruguay elevó la quinta protesta

Al grito de «¡corte, corte!» empezó ayer a las 15 horas el bloqueo. Pocas horas después, la Cancillería uruguaya elevaba su quinta nota de protesta al gobierno de Néstor Kirchner. En la carta se menciona la «gravedad» del corte por tiempo indefinido.

«Hoy tomamos la ruta y no sabemos hasta cuando permaneceremos», dijo a El País el asambleísta Jorge Fritzler. La inminente resolución del Banco Mundial, en favor del crédito para Botnia, acicateó los ánimos de la Asamblea.

Al caer la tarde, en Montevideo, el canciller Reinaldo Gargano llamó al embajador argentino, Hernán Patiño Mayer. Le comunicó que, en breve, le estaría enviando una nota dirigida al canciller Jorge Taiana en la que Uruguay le pide a Argentina que tome medidas para hacer cesar el bloqueo.

Con la intervención del Rey de España pendiente, la situación vuelve a un inquietante punto cero. Es posible que las gestiones que inició el embajador español Juan Antonio Yáñez Barnuevo se retomen a principio de diciembre. De todas formas, la Cancillería, esta vez por boca del embajador José Luis Cancela, dijo que Uruguay no negociará bajo presión.

El primer mandatario Tabaré Vázquez, por su parte, le pidió a sus ministros moderación. «Si el Banco Mundial aprueba el financiamiento para Botnia, no saldremos a festejar. No tenemos nada que festejar. Vamos a actuar con tranquilidad, con normalidad y no haremos declaraciones. Sólo Presidencia y Cancillería son las encargadas de hablar del tema», dijo Vázquez a sus ministros en la reunión de ayer, según comentaron a El País fuentes oficiales. De todas formas, Vázquez advirtió que el gobierno no se apartará «de la línea» que ha tenido hasta ahora en el curso del conflicto.

bloqueo. Puntualmente, a la hora 15 de Uruguay, el tractor conducido por el presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angelis, volvió a atravesarse en la Ruta 136.

A falta de Evangelina Carrozzo, la reina del Carnaval de Gualeguaychú que devino en estrella televisiva, la vedette Claudia Shaky desfiló sobre un remolque en indumentaria tan breve como la de su colega. La modelo que trabaja en la producción del programa de Marcelo Tinelli, según se indicó a El País, portaba un cartel que rezaba: «Vamos Gualeguaychú, por un sí a la vida».

Esta vez los asambleístas de Gualeguaychú pronostican un corte indefinido. Por el momento, la Asamblea Popular Ambiental de Colón no se unirá a la medida, ya que si bien comunicó su apoyo sostuvo que evaluará las condiciones, dadas las dificultades para mantener bloqueado el puente General Artigas por tiempo indeterminado, como el San Martín.

Desde el comienzo de la protesta hubo tensión, según pudo comprobar El País en el piquete de Arroyo Verde.

Uno de estos momentos fue vivido por un ciudadano argentino que debía llevar a su esposa a Buenos Aires para un tratamiento médico. «Voy a pasar aunque tenga que matar a uno», comentó con desesperación el automovilista a El País. Pero, pese a su indignación, el hombre no pudo trasponer la barrera de activistas y debió retornar a territorio uruguayo.

Un ciudadano de Gualeguay, que viajaba desde Punta del Este con su esposa y tres hijos pequeños, también quedaron atrapados en el piquete. Luego de una fuerte discusión, los asambleístas resolvieron abrir paso a los vehículos que tenían matrículas argentinas. No pasó, en cambio, un vehículo matriculado en Uruguay que llevaba a una mujer de 86 años, afectada de hernia de disco y que debía internarse en Buenos Aires. La mujer con su acompañante debieron desviarse hacia Pay-sandú para continuar el viaje a la capital vecina.

Dos uruguayos participaron del piquete en Arroyo Verde. Se trató de la odontóloga Julia Cóccaro y su marido Ramón Medina, cuya hija Lilián Medina, viajó a Washington con la delegación de asambleístas. Cóccaro se quejó de las declaraciones del intendente de Río Negro, Omar Lafluf, que expresó su tristeza por el hecho de que una fraybentina acompañara a los activistas.

«Estamos siendo agredidos por las palabras del intendente. Expresar públicamente su tristeza porque mi hija viajó a Washington, constituye un discurso peligroso. Es como decir apunten y tiren contra la familia Medina Cóccaro», dijo a El País la profesional.

carta. «El canciller Gargano me llamó, en un gesto que agradezco mucho, para avisarme que me enviaría una nota destinada a la Cancillería argentina», dijo por su parte a El País el embajador Hernán Patiño Mayer.

«Se trata de una nota del mismo tenor que las anteriores, donde se reclama al gobierno argentino por los cortes», agregó el diplomático.

Patiño Mayer reconoció que la medida de los asambleístas no aporta a las soluciones. «Este tipo de medidas no ayudan al restablecimiento del diálogo, que es a lo que apostamos», admitió el embajador.

La misiva oficial, según comentaron por su parte fuentes del gobierno, hace referencia a las resoluciones recientes de la Corte de La Haya y del Tribunal Arbitral Ad Hoc del Mercosur. Destaca la «gravedad» de esta protesta debido a la fecha en que se inicia y al hecho de que sea por tiempo indefinido.

Con la nota de ayer, el gobierno uruguayo elevó cinco protestas formales desde que recrudeció el conflicto.

El tema de los cortes, cabe recordar, fue también planteado por el embajador Cancela al enviado de la corona española. Si bien Cancela no reveló el tenor de los planteos, en cambio dejó en claro que Uruguay no negociará bajo ningún tipo de obstáculo o bloqueo, sean estos cortes de ruta, presiones económicas o políticas. No se informó si se había notificado a España de esta nueva situación.