Uruguay en cuarto lugar en uso de tecnologías de información

Uruguay tiene un nuevo motivo por el cual jactarse. Y es que se encuentra en el cuarto lugar de los países de la región que más utilizan las tecnologías de la información y comunicación (TIC), ubicándose incluso mejor ubicado que grandes economías como las de Brasil y México. El uso de esas tecnologías representa una oportunidad única para impulsar el crecimiento económico, señala un estudio dado a conocer ayer por Microsoft Uruguay.La investigación realizada por CompTIA (Asociación Mundial de la Industria Tecnológica), Nathan Associates y Sallstrom Consulting, detectó que el uso de las TIC creció de forma sustancial desde 2001en Latinoamérica y el Caribe y que en la actualidad excede los niveles de utilización de otras economías de ingreso medio como países asiáticos y de Europa del Este.Para realizar la medición se tuvo en cuenta, por país, el número de usuarios de banda ancha, teléfonos móviles, usuarios de Internet y cantidad de computadoras PCs.Si bien son los países más grandes, como Brasil y México, los que contribuyen en mayor medida al crecimiento general de las TIC, el estudio concluye que las tasas más altas de uso “no se encuentran necesariamente en los países más poblados”. Al medir su utilización, partiendo de una base per cápita, resulta que Chile lidera en la región, seguido por Costa Rica, Puerto Rico y Uruguay, en un total de 15 naciones.Para la directora de la investigación, Laura Sallstrom, ese cuarto lugar “describe a Uruguay como un usuario significativo de las TIC” y señala “un fuerte potencial para que el capital invertido en tecnologías tenga un mayor impacto en el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI)”.Para comprender ese alcance hay que tomar en cuenta varias de las conclusiones a las que arribó el estudio de la CompTIA, que midió el impacto de la utilización de las TIC en las economías a nivel mundial y sus beneficios resultantes para la sociedad. En ese sentido señala que “las industrias TIC fueron responsables de una tercera parte a la mitad del crecimiento total del PBI en los años 90”.A su vez, sostiene que las economías con altos niveles de TIC experimentan una productividad laboral que es siete veces mas alta en promedio que en los países con bajo uso de tecnologías. Asimismo señala que el crecimiento del PBI y la productividad se aceleran a medida que crecen el uso de las TIC. “Esto ya lo sabíamos, pero ahora hay documentos que lo prueban”, precisó Sallstrom, quien ejemplificó que “con el uso del email y herramientas informáticas se pueden agregar un total del 92 minutos de tiempo productivo laboral al día, por empleado”.Retos. Ante ese panorama, la experta estadounidense sugirió que “es importante pensar qué políticas públicas se deben aplicar para promover el uso de las TIC”. Justamente, uno de los principales consejos que señala el estudio es que “los gobiernos deben asumir un rol de usuario líder en tecnología”, y eso se puede lograr a través del desarrollo de un programa de e-goverment o realizando inversiones que ayuden a reducir la brecha digital (En Uruguay es el caso del Plan Ceibal).Sallstrom especificó que Uruguay debe poner el acento en los contenidos. “El contenido guía el uso de las TIC, pero para ello debe ser accesible, cruzar barreras culturales, idiomáticas y económicas; y ser funcional para todos los ciudadanos”, señaló la consultora.Por su parte, el gerente general de Microsoft, Eduardo Mangarelli, agregó que otro pilar fundamental para fomentar el uso de las tecnologías es “trabajar en la educación y entrenamiento de las TIC”. En ese sentido, Mangarelli destacó el impulso que la industria del software local puede dar a otros sectores de la economía. No obstante, reconoció que “cada vez menos jóvenes se preparan en el área tecnológica”. Por esa razón señaló como “muy necesarios” los trabajos que realiza la Cámara Uruguaya de las Tecnologías de la Información (CUTI) para reclutar futuros talentos o las iniciativas del gobierno para acercar la informática a la población.