Uruguay en cumbre entre A. Latina y África

En esta cita inédita que se realiza en Abuja, la capital de Nigeria, estarán presidentes o ministros de los 12 países de la Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN) y de los 53 estados miembros de la Unión Africana (UA), entre los que se encuentran los más pobres del mundo, pero también varios emergentes como Brasil y Sudáfrica.

Los promotores de esta primera celebración bicontinental al más alto nivel son Brasil y Nigeria, que la gestaron durante la visita a Abuja del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, en abril de 2005, y el viaje a Brasilia de su par nigeriano, Olosegun Obasanjo, en setiembre de ese año.

Del lado sudamericano asistirán en principio los presidentes de Brasil, Chile y Paraguay.
La cumbre “se concibió como un verdadero instrumento para unir a países de África y Sudamérica en una relación que beneficie mutuamente en el ámbito de la cooperación Sur-Sur”, explican los organizadores .

Tiene lugar después de varios encuentros que demostraron el interés creciente de las regiones en desarrollo y emergentes por ampliar sus mercados en el ámbito internacional. Uno es el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (Apec), en el cual varios países latinoamericanos de la costa pacífica refuerzan cada vez más sus relaciones, sobre todo económicas, con el pujante continente asiático.

El otro es la cumbre África-China, en la que se firmaron 16 acuerdos comerciales por un valor total de 1.900 millones de dólares.

En la zona atlántica, el interés mutuo de África y América Latina se ha demostrado en los últimos años con los numerosos viajes de mandatarios de uno y otro lado del océano.
Los casos más emblemáticos son las cinco giras que realizó el presidente brasileño desde que ocupó el puesto, en 2003, y los viajes del venezolano Hugo Chávez.
Precisamente está previsto que la sede de la próxima cumbre, que se celebrará cada tres años, sea en Venezuela en 2009.

Otros eventos que han ayudado a la concreción de esta cita son la cumbre árabe-sudamericana de 2005 y la segunda conferencia de intelectuales de África y de la diáspora de julio en Salvador (Brasil).

En la Declaración que adoptarán al término de la cumbre, las partes repasarán los diferentes ámbitos donde quieren reforzar la cooperación, no solo económica -donde ya colaboran en el terreno agrícola y de salud, entre otros-, sino también política y cultural.
Entre otras cosas, africanos y sudamericanos quieren “desarrollar aun más el comercio Sur-Sur”, crear un banco africano-sudamericano y acordar posiciones en la ronda de Doha de liberalización comercial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), actualmente en punto muerto, según el proyecto de Declaración obtenido por la AFP.

Ambos continentes subrayarán la “necesidad de coordinar la posición de las dos regiones para promover los intereses de los países en vías de desarrollo y reanudar cuanto antes las negociaciones de la ronda de Doha” y “concluirlas con éxito” para “un acceso justo y mejor a los mercados”, reza el borrador.