Uruguay niega pelea con Brasil por la OMC

El viceministro de Relaciones Exteriores, William Ehlers, afirmó ayer que “el mejor” de los cuatro candidatos a la Dirección General de la Organización Mundial del Comercio (OMC) es el uruguayo Carlos Pérez del Castillo. El vicencanciller destacó especialmente que el futuro gobierno apoya la postulación de Pérez del Castillo.

Uruguay “sigue adelante con una campaña en la que lo importante es la calidad de los candidatos y que gane el mejor candidato”, dijo Ehlers, que asistió en Ginebra a una reunión de la OMC destinada a impulsar el proceso de liberalización del comercio.

Pérez del Castillo compite por ese puesto con otro latinoamericano, el embajador de Brasil ante la OMC, Luiz Felipe Seixas, así como con el ex comisario europeo de Comercio, Pascal Lamy y el ministro mauriciano de Asuntos Exteriores, Jaya Krishna Cuttaree.

El viceministro Ehlers subrayó que “no hace falta más que mirar su currículum, escucharlo hablar, ver su trayectoria y eso es lo que Uruguay está defendiendo a todos los niveles”.

Preguntado por la decisión brasileña de presentar también su candidato a ese puesto internacional, Ehlers señaló que “Brasil tiene evidentemente intereses que defender y eso es legítimo”.

La decisión de Brasil de presentar a su embajador ante la OMC a ese cargo ha causado división entre los países en desarrollo, y según fuentes diplomáticas, ha puesto a los mismos países latinoamericanos ante la disyuntiva de tener que elegir entre dos candidatos de su región.

“Aquí no hay un problema de pelea” con Brasil, dijo el viceministro uruguayo.

La pasada semana se reunieron en Brasilia el ministro de Exteriores brasileño, Celso Amorim, y el designado canciller, Reinaldo Gargano, para abordar diversos aspectos de la relación bilateral. Gargano reiteró el apoyo de Uruguay a Pérez del Castillo.

Preguntado sobre las reuniones para la creación de un Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), que debía haber sido establecida a principios de 2005 según previsiones originales, el diplomático uruguayo señaló que esas negociaciones “están en suspensión animada”.

Ehlers explicó que “desde hace dos años no pasa nada porque no logramos tener un acuerdo sobre cómo solucionar el impacto negativo de los subsidios” a la exportación en los mercados terceros dentro de la misma región. EFE