Uruguay no es de los preferidos para invertir

Con respecto a Uruguay, Argentina y Venezuela, señala que no están entre los preferidos porque los capitales lo ven con recelo debido a la «inestabilidad regional, la devaluación de la moneda y la crisis».

El informe señala que México es el tercer mercado más atractivo para la inversión extranjera, mientras que Brasil ocupa el noveno lugar en una lista que incluye a seis economías emergentes -China, la India, Polonia, Rusia y los citados países latinoamericanos-, y a cuatro desarrollados: Canadá, Australia, Francia e Italia.

La encuesta, elaborada entre los principales ejecutivos y financieros de las mil mayores empresas del mundo, subraya que la inversión extranjera busca en los mercados emergentes «un mayor desarrollo a menor coste».

Pese a ser vecino de Uruguay, AT Kearney añade que Brasil ha subido cuatro puestos en el índice de confianza y se ha colocado en noveno lugar gracias a que los inversores consideran «positivas las políticas pro mercado llevadas a cabo por el gobierno brasileño» de Lula da Silva.

La consultora reconoce que en 2002 las inversiones directas extranjeras en Brasil -17.000 millones de dólares- disminuyeron el 26% con respecto a 2001, pero matiza que «se trata de una bajada relativamente pequeña si se compara con los datos obtenidos por otros países de la región».

En ese sentido, pone de ejemplo el caso de Argentina, que ha perdido el 69 por ciento de la inversión exterior, así como de Chile, donde el descenso fue del 64 por ciento, y Venezuela -casi el 60 por ciento-.

Sobre México, el informe de AT Kearney dice que este país ha ascendido seis puestos en la lista de mercados atractivos para la inversión, hasta colocarse en el tercer puesto de la lista de confianza que elabora la consultora.

A México, agrega, «parece que no le ha afectado la agitación política y económica que se vive en Latinoamérica», ya que en 2002 el país vio cómo las inversiones extranjeras aumentaban el 3 por ciento con respecto al año anterior.

La consultora destaca que «más del 40 por ciento de los directivos estadounidenses señalan su intención de invertir en México, y el 30 por ciento de los entrevistados han mejorado su percepción». Los inversores estadounidenses consideran a México el segundo mejor destino para su capital, después de China, mientras que los canadienses le otorgan el tercer puesto, tras la India.

No obstante, el informe señala que el debilitamiento de la economía estadounidense «ha influido en la exportación mexicana y en la pérdida de puestos de trabajo», y alerta de que, «sin la suficiente inversión para financiar mejoras en infraestructura», México puede «perder peso frente a otros destinos».

(En base a EFE)