Uruguay pidió información a Brasil sobre acuerdo con UE

EL DIRECTOR general de Integración y Mercosur, Carlos Amorín, dijo a Ultimas Noticias que el gobierno solicitó a la Embajada uruguaya en Brasilia información sobre el acercamiento del gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva a la Unión Europea.
«Hemos solicitado la información correspondiente y la estamos evaluando», explicó Amorin.
La Unión Europea y Brasil se encaminan a sellar una relación política y económica privilegiada, según la información que proviene desde Bruselas (Bélgica). Según lo que ha trascendido hasta el momento, el 4 de julio en Lisboa, la Unión Europea y Brasil definirán una asociación estratégica similar a los acuerdos que el bloque hoy tiene con las principales potencias del mundo (EEUU, China, Japón, India, Canadá y Sudáfrica).
Amorin dijo que «según la información que disponemos hasta el momento y que fue acercada tanto por nuestra Embajada en Brasil como por la sede diplomática de ese país en Uruguay, se trata de alcanzar la condición de socio estratégico, lo que no implica temas comerciales. Mientras no exista competencia con el Mercosur creemos que no habría objeciones», señaló.
El jerarca indicó que la alianza implicaría cooperación en materia de desarrollo tecnológico y consultas de índole política. «Mientras se limite a eso no sería un problema», acotó.
No obstante, fuentes políticas indicaron a Ultimas Noticias que existe «cierto malestar» porque Brasil inició «su propio camino» hacia Europa y «no lo oficializó en el Mercosur». «Como siempre, los grandes se cortan solos», reflexionó una fuente del gobierno.
También se desconfía del acuerdo. «Sería inocente pensar que no incluirá ventajas comerciales», señaló. Brasil ya es el primer destino en América Latina de las exportaciones.
La información que manejan agencias internacionales asegura que UE y Brasil procuran, con este acuerdo, conciliar sus posiciones en diferentes áreas en la Organización Mundial de Comercio, Naciones Unidas, etc.
Simultáneamente, Brasil y la UE prevén instalar mecanismos de cooperación recíproca en materia medioambiental, judicial, social, educativa, científica, comercial, macro-económica y energética.
Una muestra de la importancia de este último capítulo es el anuncio realizado por la Comisión de que el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, acudirá en Bruselas a una conferencia sobre biocombustibles tras la cumbre de Lisboa.
Sobre la relación con la Unión Europea, Amorin indicó que el relanzamiento de la negociación es una de las prioridades para la Presidencia Pro Témpore que Uruguay asumirá el 29 de junio.
No obstante, indicó que avanzar en ese sentido está atado a los resultados de la Ronda de Doha.