Uruguay podría ‘reincorporarse’ a un ‘fast track’, aseguró Astori

Respecto a las tratativas por el AMIC, que comenzarán el lunes y martes, señaló que «este formato permite seguir avanzando con la posibilidad de ir midiendo con mayor tranquilidad cada paso que damos y sin excluir ninguna culminación en el futuro», por lo que aseveró que al término de esas sesiones «habrá más elementos de juicio» para evaluar las posibilidades de que Uruguay reconsidere transitar por la vía rápida hacia un TLC. «Ya tenemos en vigencia un Tratado de Protección de Inversiones que suele ser en la práctica más de la mitad de un TLC, y es más el comercio de servicios ya está en una porción muy importante regulado por ese acuerdo, así que si logramos agregar a esto acceso al mercado de bienes nos vamos a estar acercando mucho al tipo de acuerdo que nosotros creemos que podemos lograr: un tratado bilateral que le permita a Uruguay además de promover y proteger inversiones tener acceso comercial», puntualizó.

Astori también destacó que la presencia en la reunión de la Comisión Bilateral de Everett Eissenstat y Susan Cruning, principales representantes comerciales norteamericanos, «es un mensaje de distinción especial que debe ser valorado porque revela el interés que EEUU tiene en hacer progresar esta negociación bilateral».

Las declaraciones de Astori fueron realizadas luego de una reunión mantenida en la tarde de ayer entre el presidente Tabaré Vázquez y los ministros Danilo Astori, Jorge Lepra y Eduardo Bonomi con los dirigentes de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Uruguay; en la cual las negociaciones con EEUU y la reforma del Estado junto a la conflictividad laboral fueron los temas centrales.

En el diálogo el embajador Lacarte Muró transmitió a las autoridades de gobierno la opinión de la institución respecto a estos temas, resaltando la importancia que tiene alcanzar un TLC con EEUU como vía para obtener beneficios reales para el país, así como la necesidad de modernizar las estructuras del Estado y lograr «una paz laboral duradera» como forma de impulsar las inversiones nacionales en el marco del país productivo y asegurar la competitividad de las empresas uruguayas en el exterior.

Los planteos de los empresarios fueron respondidos por el mandatario en una exposición que se prolongó durante media hora en la que reiteró los motivos para rechazar actualmente un TLC con EEUU y las características de las negociaciones que se iniciarán el lunes próximo, conceptos que ya había expuesto en conferencia de prensa durante la mañana. En relación a los restantes puntos planteados los integrantes del Ejecutivo compartieron la opinión de la Cámara y se comprometieron a alcanzar esas metas.