Uruguay se encareció 7% para los turistas extranjeros el último año. Competitividad. La devaluación brasileña y las trabas argentinas restan atractivo al mercado local

Uruguay es hoy un destino más caro para los turistas que vinieron durante el último año. La apreciación cambiaria respecto a los grandes países de la región, sumada al alza de los precios domésticos, son los principales factores que incidieron para que Uruguay sea hoy menos competitivo como opción turística desde la perspectiva de los precios.

Según un estudio realizado por El Observador, que releva el comportamiento de los precios y el tipo de cambio en los países que aportan 90% de los ingresos al sector turístico local -ponderados por su peso relativo-, Uruguay se encareció 7,1% en los 12 meses a agosto.

La suba se explica principalmente por la pérdida de competitividad respecto a Argentina y Brasil, que no alcanzó a ser compensada por la mejora en los precios relativos registrada respecto a los países europeos y Estados Unidos.

La suba del dólar tanto en Brasil como en Argentina -tomando en cuenta el tipo de cambio blue a partir de la implementación de controles cambiarios en el vecino país- impactó negativamente en la capacidad uruguaya para competir en precios.

Excluidos los uruguayos que residen en el exterior y que regresan a veranear, durante 2011 los turistas argentinos representaron 62% de los ingresos turísticos para Uruguay.

Mientras que en agosto de 2011 los turistas del vecino país que venían a Uruguay podían adquirir en su origen dólares a 4,29 pesos argentinos, 12 meses después los controles cambiarios les obligan a comprarlos en la plaza local, a 5,97 pesos argentinos, lo que implica un aumento de 39,3%. Eso permite compensar la acelerada inflación de Argentina, de 23,2% durante el período -según el índice de precios al consumo de la provincia de San Luis-, muy por encima de la inflación en Uruguay, de 7,88% a agosto.

Debido a esos efectos, la oferta turística local se encareció 7,5% en términos relativos respecto a setiembre del último año.

En Brasil, el dólar se disparó durante los últimos 12 meses relevados, con un aumento de 27,1%.

Si bien el billete verde también subió en Uruguay (13,6%), no alcanzó para sostener la competitividad con el vecino país. En parte se debió a que el gobierno brasileño implementó una serie de medidas para afectar el tipo de cambio real a su favor, con el objetivo final de impulsar la desacelerada economía norteña.

La inflación tampoco jugó a favor de Uruguay durante el último año. El alza de precios en el mercado doméstico (7,88%) fue 2,6 puntos más alta que la brasileña (5,24%). Teniendo en cuenta precios y tipo de cambio, en los 12 meses finalizados en agosto Uruguay se encareció 14,7% respecto al vecino país, que durante 2011 repesentó 16% de los ingresos de la actividad turística.

Respecto a los países extrarregión, Uruguay mejoró su competitividad en el período estudiado. La baja del euro frente al dólar llevó a que el país se abaratara 4% como opción turística con relación a la zona euro. En tanto, en comparación con Estados Unidos, la competitividad mejoró y el país se abarató 6,6% respecto a agosto de 2011. Parte de ese aumento se deshizo en los últimos dos meses.

Si bien los turistas europeos y estadounidenses ganaron peso en el gasto de visitantes durante los últimos años, todavía representan menos de 11% del total.

Fuente: EL OBSERVADOR  ECONOMIA 10/10/2012 Página 12