Uruguay, uso pacífico de energía nuclear

ElBaradei, ganador del premio Nobel de la Paz, compartido con la propia agencia en 2005, fue recibido por el presidente Tabaré Vázquez en la residencia de Suárez y se reunió con el canciller Reinaldo Gargano y la subsecretaria Belela Herrera, en la sede de la Cancillería.

«El motivo de mi visita se debe a varios actos corporativos entre Uruguay y la AIEA, especialmente en el sector salud. Estamos trabajando mucho aquí, en áreas como el tratamiento y el diagnóstico de cáncer y de enfermedades cardíacas», señaló el jerarca en una conferencia en la Cancillería.

El director general de la AIEA elogió «el trabajo de Uruguay en los usos pacíficos de la energía atómica».

ElBaradei destacó que existen otros proyectos sobre los que se está discutiendo con el gobierno uruguayo, como «el uso de la energía nuclear para la electricidad», y aclaró que avanzar en esa dirección «es una decisión que tiene que tomar cada país. Estamos trabajando en estudios de factibilidad y de seguridad ambiental. Siempre estaremos dispuestos a proveer a los uruguayos toda la información que necesiten».

Ayer de tarde el titular de la AIEA fue recibido por Vázquez, en una reunión a agenda abierta donde se conversó entre otras cosas en cómo «combatir la pobreza y asegurar que el sistema de defensa internacional no dependa de las armas nucleares».

La gestión de ElBaradei, iniciada en 1997, ha estado marcada en estos últimos tiempos por dos cuestiones centrales. En primer lugar su oposición a la invasión a Irak al señalar que no ocultaba armas de destrucción masiva. Por otra parte, la AIEA ha recibido la presión de varios países de Occidente -encabezados por Estados Unidos- contra el programa nuclear iraní para el cual solicitan nuevas sanciones. Ese bloque cree que la actividad nuclear de Teherán no tiene fines pacíficos, como sostienen sus autoridades. ElBaradei dijo ayer que se trabaja en «la verificación del programa iraní para asegurarnos que tiene exclusivamente propósitos pacíficos. Estamos haciendo progresos en esa dirección junto a las autoridades, pero seguimos teniendo mucho trabajo que hacer y yo quiero que Irán siga mostrando la máxima transparencia para lograr la confianza de la comunidad internacional».

El Baradei explicó que «la Unión Europea está en un camino diferente que es pedir a Irán suspender sus actividades de enriquecimiento. Yo también he pedido a Irán suspender esas actividades«.

La AIEA publicó en noviembre un informe sobre el plan nuclear iraní en el que si bien destacaba una mayor colaboración con la agencia, aclaró que aún esa cooperación era «insuficiente».