Uruguay y EE.UU. inician negociaciones para tratado bilateral de inversión

«La decisión de negociar el tratado se origina en el trabajo de la comisión conjunta y la cooperación entre los dos países en un abanico de temas de política exterior», dijo la oficina de Zoellick en un comunicado. Las negociaciones son lideradas por Regina Vargo, representante adjunta de Comercio de Estados Unidos, y Gastón Lasarte, director de Asuntos Económicos Internacionales de la Cancillería uruguaya.

Bajo el tratado, Estados Unidos y Uruguay extenderían a los inversores del otro país protecciones que permitirían a las empresas y a individuos invertir con mayor confianza en ambas economías. Se espera que las negociaciones sobre el tratado estén concluidas a fines de agosto. Estados Unidos tiene tratados de este tipo con más de 36 países, pero no ha negociado ningún tratado nuevo en cinco años.

«La decisión de hacer de Uruguay su primer socio negociador de un tratado bilateral de inversiones después de este lapso es un reflejo de la importancia que Estados Unidos otorga a su relación con Uruguay», añadió el comunicado.

Varias autoridades estadounidenses y el embajador de Uruguay en Estados Unidos, Hugo Fernández Faingold, ofrecieron una videoconferencia desde Washington para anunciar el inicio de las negociaciones de un Tratado Bilateral de Inversión (TBI) entre Estados Unidos y Uruguay.

«En Uruguay hay mucha gente sin trabajo o buscando trabajo. Nosotros sabemos que mejorar las condiciones para la exportación, en este caso a Estados Unidos, tendrá un efecto directo en las posibilidades de poder superar la crisis económica en el Uruguay. Y eso es exactamente lo que hemos hecho», señaló Fernández Faingold. Resaltó que el inicio de las negociaciones para el tratado resultará en un aumento en las exportaciones uruguayas, lo que en consecuencia aumentará el empleo y estimulará la economía.

Estados Unidos y Uruguay anunciaron en noviembre, tras la reunión ministerial sobre el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) en Miami, que ambos países negociarían un acuerdo de inversión, pero entonces no indicaron la fecha del inicio de las conversaciones.

La comisión conjunta bilateral también discutió la posibilidad de un acuerdo sobre compras del Gobierno y otro de «cielos abiertos» para facilitar el transporte aéreo, pero no se realizaron anuncios sobre estos temas.