Uruguay y Puerto Rico sentaron bases para profundizar sus lazos comerciales

La Declaración de Cooperación también provee para la creación de un Grupo de Trabajo Permanente Puertorriqueño-Uruguayo que será integrado por funcionarios públicos y representantes del sector privado de las partes.

Este Grupo tendrá como su primera responsabilidad “establecer un calendario de trabajo que tenga como objetivo lograr resultados concretos que beneficien a ambos países.”

Entre las iniciativas que estarán elaborando, se encuentran: promover alianzas entre universidades, entidades gubernamentales y del sector privado; identificar necesidades tecnológicas de ambos países que pudieran beneficiarse de un esfuerzo conjunto de investigación, en áreas tales como tecnología agrícola y la pesca, incrementar el conocimiento de los valores culturales entre Puerto Rico y Uruguay a través del intercambio académico, artístico y estudiantil, y proveer apoyo al sector privado, en especial a las pequeñas y medianas empresas, con el propósito de aumentar sus oportunidades de exportación y el desarrollo de nuevos proyectos de investigación.

De igual forma, el grupo se dedicará a identificar las necesidades de exportación de mercancía entre Puerto Rico y Uruguay, intensificar la cooperación existente del sector privado e identificar los mecanismos para formar alianzas estratégicas privadas en áreas como: la tecnología, la investigación y el desarrollo, el mercadeo, los servicios y la manufactura, entre otros.

Por otra parte, la gobernadora Sila Calderón, puso a disposición de Uruguay para que oficie de puerta de entrada de sus productos a Estados Unidos, el puerto de la localidad de Ponce, que estará concluido en 2007.
La gobernadora informó que para fortalecer la base económica de Ponce y la región sur, se está construyendo el Puerto de Hondo Calado de las Américas, a un costo de más de US$ 500 millones.

“Este proyecto consiste del desarrollo de alrededor de dos kilómetros lineales de muelle y de 40 hectáreas de almacenamiento de furgones para permitir el comercio marítimo de transbordo internacional. Este puerto facilita aun más el deseo del presidente de Uruguay de que Puerto Rico se convierta en un puente de transbordo y almacenaje para los productos de su país”, indicó.

HISTóRICO
Fue calificado de “histórico” por las autoridades puertorriqueñas, en virtud de que es el primero que se firma con un integrante del Mercosur.

“Este es un acuerdo histórico” mediante el cual Puerto Rico pone al servicio de Uruguay recursos, contactos y experiencia para hacer posible que la isla se convierta en un centro importante de distribución de productos uruguayos para el Caribe, explicó la gobernadora.

Batlle adelantó que, como parte del acuerdo, en Puerto Rico se establecerá un Centro de Comercio de Uruguay y viceversa.

En su mensaje previo a la firma del acuerdo, la gobernadora mencionó el comercio, la agricultura, la pesca, la educación superior y la cultura entre las muchas áreas de cooperación que Puerto Rico y Uruguay pueden intensificar.

“Uruguay es un socio comercial de gran importancia para Puerto Rico entre los miembros del Mercosur, por lo que Uruguay muy bien podría convertirse en nuestra puerta de entrada al resto del Mercosur. Igualmente, Puerto Rico es socio comercial importante de Uruguay en el Caribe, por lo que muy bien podríamos ser la puerta de entrada para productos y servicios uruguayos para el Caribe, Centroamérica y Estados Unidos”, expresó la gobernadora.

“El Grupo de Trabajo Permanente Puertorriqueño-Uruguayo que se crea hoy será fundamental para el desarrollo de las relaciones de amistad que existen entre Puerto Rico y Uruguay. Hoy, oficialmente, hemos comenzado a trabajar para hacer realidad una agenda de trabajo entre ambos países. Puerto Rico y Uruguay tienen mucho que aportar el uno al otro. Desde este momento, el Estado Libre Asociado pone al servicio de Uruguay recursos, contactos y experiencia para hacer posible que nuestro país se convierta en un centro importante de distribución de productos uruguayos para la región”, agregó.

El acto de firma se celebró luego de una sesión de trabajo de la cual participaron funcionarios de ambos países, como el embajador de Estados Unidos en Uruguay, Martin Silverstein, el vicecónsul de Uruguay en Puerto Rico, Ariel Alonso, el ministro de Turismo Pedro Bordaberry, el administrador de Fomento Comercial y director ejecutivo de Promoexport, Antonio Sosa Pascual, el secretario de Desarrollo y Comercio de Puerto Rico, Milton Segarra, el presidente de la Universidad de Puerto Rico, Antonio García Padilla, y la directora ejecutiva del Instituto de Cultura Puertorriqueña, Teresa Tío.

Batlle: no busquen quinta pata al gato
El presidente de la República, Jorge Batlle, respondió ayer a una polémica suscitada en Puerto Rico sobre la capacidad de esa administración de firmar un acuerdo comercial con el gobierno uruguayo.

Uruguay y Puerto Rico firmaron ayer un acuerdo de cooperación para promover las inversiones conjuntas y aumentar el intercambio comercial y cultural.

“No le busquen la quinta pata al gato… esto no es un tratado, es un acuerdo de intercambio comercial”, dijo Batlle en reacción a una controversia local sobre la capacidad del Estado Asociado de tomar iniciativas de países soberanos. El Partido Nuevo Progresista habló de un supuesto “malestar” del gobierno estadounidense por el acuerdo entre Puerto Rico y Uruguay.

El propio embajador de Estados Unidos en Uruguay, Martin J. Silverstein, quien acompaña a la delegación en la visita oficial de tres días, dijo que el acuerdo cuenta con el aval de la administración de George W. Bush.
“Uruguay y Estados Unidos compartimos valores similares y este acuerdo es parecido a los que ya existen entre Uruguay y Carolina del Norte, y Uruguay y Florida”, dijo Silverstein en conferencia de prensa en La Fortaleza junto a la gobernadora Sila M. Calderón.

Agregó que “nosotros (el gobierno de Estados Unidos) le damos la bienvenida a cualquier expresión de desarrollo económico que amplíe las oportunidades de empleo y saquen a las personas de la pobreza”.

Por su parte, Batlle reafirmó su apoyo al comercio libre al señalar que los gobiernos sólo deben promover oportunidades entre los comerciantes.

“Creemos que el comercio libre es la base del crecimiento de los pueblos. Luego, le toca a cada país repartir todo por igual entre la gente. Para quejarse de que los frutos de una sociedad están mal repartidos, primero debe haber frutos y por eso creemos en el libre comercio”, indicó Batlle.

El acuerdo se oficializó con la firma del secretario de Estado, Ferdinand Mercado, y el embajador de Uruguay en Estados Unidos, Hugo Fernández Faingold.

Llega a Miami para mañana dictar conferencia
Hoy Batlle sostendrá una reunión con un grupo de empresarios puertorriqueños para orientarlos sobre las potenciales oportunidades de intercambio entre ambos países y en horas de la tarde viajará a Miami donde será recibido por el gobernador de Florida, Jeb Bush.

Mañana tiene previsto dictar una conferencia en la Universidad Internacional de Florida sobre “El Alca, el Mercosur y la situación particular de Uruguay”.