Uruguayos incorporaron pago contado de su gasto a partir de la crisis de 2002

Aunque implícitamente Puig concedió mucha importancia a los contactos políticos que han tenido y siguen manteniendo de cara al futuro gobierno, comentó algunas particularidades de la actividad de su sector, después que la directiva de la Cámara comenzara a evaluar el año.
“Lo que estamos notando, lo que hemos visto, es que han cambiado los hábitos de pago para el consumo de los uruguayos”, reveló. “Hasta antes de la crisis un componente muy grande del consumo se pagaba con crédito, ya sea con crédito bancario, o con la tarjeta de crédito”.
Agregó que “lo que hemos visto como consecuencia directa de la crisis, es que esto ha cambiado, ahora se paga prácticamente al contado, y de quienes siguen usando la tarjeta, en torno al 85% pagan a fin de mes, no están financiando el gasto con la tarjeta”.
“Esto tiene que ver con que la crisis fue muy dura, la gente quedó muy golpeada, y piensa en gastar cuando tiene el pesito en el bolsillo; a cuenta está bravo hacerlo”, comentó.
Martes 21 de diciembre de 2004 12 INFORMACIÓN DE ECONOMÍA Más del 85% de las ventas que se realizan en territorio uruguayo se cancelan al contado después de la crisis de 2002, reveló el Presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios, José Luis Puig, en diálogo con Últimas Noticias.
P Señaló que como consecuencia de este nuevo comportamiento, también han caído los niveles de morosidad en el sector.
“Desde el punto de vista económico todas las encuestas que la Cámara hace mostraron que en los primeros tres trimestres hubo números crecientes respecto a la actividad que se venía dando en 2003 y también en 2002”, afirmó.
Añadió que esto significa que “la actividad económica ahora está yendo para el lugar correcto”, y que esa mejora “se nota en todos los sectores, en algunos ha sido más importante, y en otros no tan significativo, pero todos están con crecimiento”.
“Hay que tener en cuenta que estamos comparando con los niveles de 2003 y 2002, que son muy bajos, donde la crisis pegó más; en niveles absolutos, a fines de la década de los ’90 estábamos mejor de lo que estamos ahora, pero en niveles relativos la economía está ahora encaminada hacia el lugar correcto”, interpretó.
Señaló que en base a conversaciones que mantienen con los afiliados a la Cámara, tienen la sensación de que “durante la segunda quincena de octubre y la primera de noviembre, el nivel de actividad bajó un poco, se detuvo el crecimiento”, lo que adjudicó al efecto de las elecciones.
Economistas independientes vincularon la deflación de precios en octubre y noviembre con el “apriete” de liquidez que realizó el Banco Central procurando bajar la inflación a los niveles que se habían previsto en el programa.
Para Puig, de todas formas “los números están mucho mejores que los del año pasado, y en términos relativos, luego de dos años tan complicados, este año se ha dado un respiro a la actividad”.
Proyectó que “vamos a tener una temporada de turismo muy buena, lo que quiere decir que en el primer trimestre del año que viene debería mantenerse el nivel de actividad de la mano del turismo”.
Sobre la reunión con Bonomi y sus colaboradores, dijo que ya se formalizó el diálogo hacia la creación de consejos de salarios.
“La formación de los consejos de salarios lo hablamos el otro día con Bonomi, y vimos que el gobierno electo está con muchas ganas de instaurar este instrumento, o reflotarlo, porque se utilizó hasta mediados de los ’90, y saben que la Cámara de Comercio era muy activa en ese proceso”, dijo.