UTE adjudicó conversora a Areva.

La empresa francesa percibirá US$ 150 millones por la obra

El Directorio de UTE resolvió adjudicar a la empresa francesa Areva la compra de una conversora de frecuencia, que demandará una inversión de US$ 150 a US$ 160 millones, informó a El Observador el director de la compañía estatal, Gerado Rey.
La compra de la conversora se incluye en un plan estratégico global que tendrá un costo de

US$ 336 millones, que incluye la construcción de líneas de alta tensión que permitirán interconectar el sistema eléctrico local con el brasileño, uniendo los puntos de San Carlos en Maldonado y Presitente Médici en la zona de Candiota, en Río Grande del Sur.

La interconexión de gran porte permitirá el intercambio de hasta 500 megawatts (MW) de potencia, equivalente a la mitad de la demanda energética promedio local.

La obra será financiada con fondos propios de UTE, licitaciones de créditos entre bancos de plaza y no se descarta recurrir al mercado de valores a través de emisiones de Obligaciones Negociables, explicó Rey.

La construcción de la conversora demandará de 18 a 24 meses.

En paralelo, UTE lanzará la convocatoria para a presentar de ofertas para la construcción de las líneas de transmisión.

Esa etapa de la obra, que demandará más de US$ 180 millones de inversión, será financiada en parte con US$ 83 millones provenientes del Fondo para la Convergencia Estructural del Mercosur (Focem), explicó Rey.

UTE también posee una línea de crédito con la Corporación Andina de Fomento (CAF) a la que puede recurrir, además de otros mecanismos de financiamiento agregó el director del ente estatal.