UTE debió aumentar importación de energía

La importación se debe a que al Río Uruguay, donde se encuentra la represa hidroeléctrica uruguayo-argentina de Salto Grande, sufre una de las mayores bajas del nivel de las aguas en muchos años. El último día del mes de septiembre Uruguay importó desde Argentina 4.776 megavatios, de los 21.127 que se consumieron en todo el país, señalaron a EFE fuentes de UTE.

La empresa estatal uruguaya tiene un contrato permanente con la empresa argentina Comercializadora de Energía del Mercosur S.A (CEMSA), a la que solicita energía eléctrica en caso de necesidad.

Entre marzo y junio Uruguay no debió importar energía eléctrica desde el vecino país, pero en el mes de julio, cuando comenzó a mermar el caudal de agua en Salto Grande, debió importar un 1,7 por ciento del total consumido en el mes, y en agosto el nivel de importación creció al 11,7 por ciento del total.

Actualmente la represa de Salto Grande, que genera el mayor porcentaje de energía eléctrica que se consume en Uruguay, está recibiendo 1.200 metros cúbicos por segundo de agua, cuando lo normal para esta época del año es «mas de 4.000 metros cúbicos», agregaron los informantes.

De las 14 turbinas que tiene, la represa está trabajando con ocho o nueve en las horas de más consumo, y con una o dos en horas de la madrugada. Además de la importación, para poder atender la demanda interna UTE debió reforzar la generación en las represas hidroeléctricas que posee en el Río Negro.

La situación «no mejorará, al menos en el corto plazo» porque no están previstas lluvias importantes en la cuenca del Río Uruguay, durante la próxima semana, agregaron.

(EFE)