UTE debió recurrir a las represas del río Negro

Durante los últimos días se han suscitado problemas en las centrales brasileñas de Candiota y Uruguayana y además restricciones en las líneas de transmisión que han reducido fuertemente el suministro desde fines de la semana pasada, explicó a El País el director de UTE, Juan Gabito. Candiota utiliza carbón y tuvo una falla técnica en tanto que Uruguayana se ha visto afectada porque Argentina no la provee más de gas natural. Además Brasil está entregando energía solamente entre las 0 y las 7 horas.

Esto lleva a que las dos centrales térmicas de la empresa estén trabajando a pleno en tanto se importan 150 megavatios desde Argentina y también se trabaja con las represas de Salto Grande, Baygorria, Rincón del Bonete y Palmar.

Ayer el embalse de Salto Grande bajó de 40 a 32,88 metros y se calcula que hoy descenderá a 32,50 ya que no se aguardan lluvias significativas en los próximos días.

El ministro de Industria, José Villar, dijo ayer que el gobierno de Brasil se comprometió a resolver la situación en tres días y sostuvo que utilizar en el ínterin las reservas del Río Negro no empeorará sustancialmente la situación.

Como ejemplo, la estación conversora de Rivera-Livramento por la que llegan habitualmente 70 megatavios el martes transmitió solamente 10.