UTE solicitará al gobierno atrasar relojes una hora desde el miércoles hasta marzo

El jerarca explicó que al atrasarse una hora los relojes se ganaría una hora más de luz con la consiguiente reducción de gasto de energía. La medida podría implementarse a partir del miércoles próximo y hasta marzo.

Scaglia dijo a Últimas Noticias que «si bien esto provocaría entre un 2% y 3% de ahorro, es decir, unos 30 megavatios, se sumaría a otra serie de medidas que acabamos de concretar».

Dos torres de trasmisión de energía eléctrica cayeron ayer en Argentina, lo cual obligó a UTE a activar la central térmica La Tablada para sustituir lo que dejó de comprar al vecino país.

Scaglia, aclaró que el costo de producción de la central es de 110 a 112 dólares el megawatt hora, mientras que lo importado de Argentina alcanzaba, como máximo, los 50 dólares por unidad.

Según dijo, entre lo que se continúa importando (hay otra línea de compra a Argentina y 70 megawatts hora de adquisición en Brasil) y lo que se produce en las centrales que queman combustible, el ente invierte «cuatro a cinco millones de dólares semanales», y lo hará «hasta fin de año».

La Tablada se suma a la José Batlle y Ordóñez, que había sido encendida nuevamente la semana pasada debido al bajo nivel de la represa de Salto Grande.

Según Scaglia, el ente reserva el agua que mantiene la generadora binacional para «emergencias». Hasta anoche, el embalse llegaba a los 34 metros. Pero cree que, no obstante, en «un par de días» los argentinos solucionarán su problema y se restablecerá la importación.

Las torres caídas unían al sur del vecino país con Buenos Aires, y trasmitían 2.000 megawatts hora.

Actualmente, más de la mitad de la electricidad que consumen los uruguayos proviene del exterior, y Salto Grande genera menos del 40% de lo que produce normalmente en esta época del año.

REFINANCIAN DEUDA
El Banco Central (BCU) comunicó ayer a UTE que refinanciará la deuda de 300 millones de dólares que mantiene la empresa con la institución, auque todavía no está definido los intereses que generará.

La decisión es fundamental, ya que Scaglia había iniciado gestiones en ese sentido para evitar una nueva suba o, en caso de que fuese necesaria, minimizarla.

El Ministro de Industria, Energía y Minería, José Ignacio Villar, dijo tener la «expectativa de que no necesitará un aumento de tarifas».

La reprogramación del BCU es por un plazo de 10 años a partir de 2005, y exonera al ente de pagar los 40 millones de dólares que debía aportar antes del 31 de diciembre próximo.

Para 2004, la empresa estatal contaba en su propuesto con 80 millones de dólares para sobrecostos de generación, que ahora estima llegarán o superarán los 150 millones de dólares.

Los servicios técnicos de UTE entienden que las tarifas de la empresa deberían ser ajustadas en un 10% o 12%, aunque la propuesta no fue formalmente planteada al directorio, sino que se la hicieron saber a Scaglia.

Por otra parte, ayer hubo sesión del directorio, y pese a que se desconoce el contenido de lo discutido, fuentes de la empresa aseguraron que no se trató el tema del aumento de tarifas.

Scaglia indicó que los especialistas «analizan inversión por inversión para enlentecer alguna de aquí a fin de año, y así procurar que, de ser necesario, el ajuste sea el mínimo posible, e incluso intentar evitarlo».

De todas formas, recordó que antes de la crisis del gas argentino, Uruguay pagaba ocho dólares el megawatt hora, y hoy debe hacerlo a 50.

«Esto se va a mantener. Los precios no volverán a ser lo que eran, y harán que en el futuro se tenga que ir corrigiendo los precios», expresó.

El último incremento de tarifas fue en junio, cuando se aumentó un 6% promedio.