UTE y Ancap prevén revertir pérdida de US$ 324

Esa evolución estuvo asociada al fuerte resultado negativo de UTE por unos US$ 163 millones y a las importantes pérdidas que registró Ancap por un guarismo similar (US$ 161 millones). Ambas empresas esperan recomponer sus finanzas sobre fin de año y reducir su endeudamiento en el correr de 2010. En el magro comportamiento de estas firmas incidió la crisis energética, y que los mayores costos, especialmente del precio del crudo, no se trasladaron a aumentos de tarifas.

También registraron pérdidas en ese lapso la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) -surgida de la reestructura del Banco Hipotecario- por US$ 17 millones, la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) que tuvo un rojo de US$ 2,4 millones, y la Asociación Nacional de Puertos (ANP) tuvo pérdidas por US$ 2 millones. En contrapartida, Antel tuvo ganancias hasta septiembre por unos US$ 104 millones en el período analizado y OSE por US$ 3,5 millones.

En Ancap aseguran que el ente ya llegó a las utilidades que se había proyectado para todo el 2009 en agosto, y que por eso ahora «no existe preocupación» por alguna pérdida menor que pueda darse hasta fin de año por no ajustar los combustibles porque el crudo está por encima de la referencia de US$ 68.

A pesar de esto, el ente mantiene una deuda con Pdvsa por más de US$ 500 millones que negoció a pagar en 17 años con una tasa de interés del 2% anual por la compra de crudo.

Para las autoridades de Ancap, este endeudamiento permitió realizar obras de infraestructura importantes como la modernización de la refinería de la Teja que tiene una inversión de US$ 300 millones. No obstante, la política actual del directorio es la de no comprar más petróleo para pagar a futuro a la estatal venezolana porque las finanzas de Ancap -luego de la disparada del petróleo- se han equilibrado.

Por su parte, en el caso de UTE que durante los dos últimos años vio incrementada su deuda financiera en 282% producto de la sequía que obligó a utilizar más combustible para la generación de energía, la situación tiende a normalizarse.

Asimismo, el ente informó el pasado miércoles que en diciembre lanzará una emisión de Obligaciones Negociables por US$ 140 millones.

En 2008 la deuda del ente ya había dado un salto cuantitativo al pasar a US$ 591 millones, en tanto, este año esa cifra se elevará en US$ 196 millones para totalizar US$ 787 millones.

A pesar de este contexto, el ente espera cerrar su cuentas en azul sobre fin de año ya que la generación hidráulica mejoró sensiblemente. Así UTE no agotaría su presupuesto para generación de US$ 750 millones para 2009 y ya a partir del próximo año comenzaría a reducir su deuda financiera. Precisamente este año estará cancelando una deuda con Ancap por unos US$ 150 millones.