Vázquez comienza los contactos con los organismos de crédito

Mañana Tabaré Vázquez tendra su primer encuentro con representantes de los organismos internacionales de crédito cuando reciba en sus oficinas del Hotel Presidente a Axel Van Trotsenburg, director del Banco Mundial para Argentina, chile, Paraguay y Uruguay, y a Daniel Oks, economista de la entidad para Uruguay, con quienes comenzará a analizar posibles programas de financiamiento a regir desde el año próximo.

El encuentro se llevará cabo a instancias del propio Van Trotsenburg que la semana pasada pidió una entrevista al presidente electo.

Hay mucho «optimismo» por empezar a trabajar con el equipo de Vázquez dijo a El País una fuente del organismo, quien recordó que «en el último año» se construyó una «relación sólida» con el ahora presidente electo. Vázquez se reunió en dos oportunidades anteriores con el funcionario del Banco Mundial.

Por su parte, el representante del Fondo Monetario Internacional (FMI) ante el gobierno uruguayo, Andreas Bauer, dijo a El País que espera una nueva llamada del futuro ministro de Economía, Danilo Astori, para marcar una entrevista en la que se definirá la mecánica de las reuniones y la agenda a discutir con los técnicos del organismo. No se descarta que Astori se reúna con ellos este mismo mes.

En tanto, integrantres de la izquierda dijeron que Vázquez recibió una llamada de Enrique Iglesias, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), mientras que fuentes de ese organismo comentaron a El País que ambos mantendrán una reunión entre los últimos días de este año y los primeros de 2005, cuando Iglesias visite Uruguay como lo hace habitualmente.

Hace unos días el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Ariel Davrieux, dijo a El País que se «prepara la información» sobre el estado de las negociaciones de los préstamos y el nivel de ejecución de los ya aprobados tanto con el BID como con el Banco Mundial.

En el caso del BID la nueva administración deberá acordar las «prioridades» que dará a un programa de protección social esbozado por el actual gobierno y que asciende a U$S 250 millones.

Con el Banco Mundial quedan por ejecutar dos programas de apoyo en áreas estratégicas.