Vázquez dijo que negociaciones se deben canalizar por sindicatos

Vázquez recordó que cuando ejerció la jefatura de la Intendencia de Montevideo, “el relacionamiento” se realizaba “con los trabajadores organizados” y subrayó que las negociaciones a través de los sindicatos “es la posición de la fuerza política (por el Frente Amplio).

Las expresiones del presidente fueron efectuadas en la víspera en la reunión con los ministros en la residencia de Suárez, luego que Bonomi anunció la decisión de su cartera de aprobar una ley de regularización de ocupaciones.

La aclaración del mandatario surgió ante las críticas realizadas desde la oposición y otros ámbitos, por la determinación del gobierno de negociar con los trabajadores a través de los sindicatos.

Por su parte, Bonomi desestimó la posibilidad de que la iniciativa de prevención sea producto de los reclamos del Partido Nacional y fustigó a los blancos por promover otro tipo de relaciones laborales.

“Creo que hay un concepto de relaciones laborales que hemos llevado adelante basados en el tripartismo, basados en el diálogo, la prevención, la elaboración conjunta (…). Quienes definen otro concepto de relaciones laborales, por lo menos, no han podido demostrarlo en los hechos.

Cuando condujeron el país desde el punto de vista del Ejecutivo y tuvieron mayoría parlamentarias para introducir los cambios que creyeron convenientes, no pudieron demostrar que su modelo fuera mejor”, expresó el ministro.

Consideró que si hasta 2004, los lemas tradicionales tuvieron la mayoría legislativa, no se le debe reclamar al Frente Amplio “que hagamos lo que ellos entienden que hay que hacer.

Nosotros tenemos un concepto que lo defendimos siempre: son los sindicatos los que representan a los trabajadores y es lo que vamos a sostener y lo podemos discutir”, añadió.

ACCION DE AMPARO. En otro orden, Bonomi señaló que los empresarios podrán presentar acciones de amparo ante la Justicia para que se proceda al desalojo del lugar de trabajo, si los sindicatos no se ajustan a los etapas de negociación previa que determinará la ley que impulsa el Ejecutivo.

Reconoció que la decisión de promover una ley de prevención que regule las ocupaciones, surgió a partir de marzo de 2004, cuando se dispuso la derogación del decreto que habilitaba a la Policía a desalojar los lugares ocupados.

En ese sentido, admitió que su cartera es objeto de “presiones”.

“Presiones siempre hay y de todas partes inherentes al cargo”, dijo al ministro en la víspera al término de la reunión del Consejo de Ministros, donde se acordó seguir adelante con la ley de regulación.

La comisión especial del ministerio elaborará el borrador que será discutido con empresarios, trabajadores y legisladores.

El titular de trabajo estimó que la futura norma de prevención tendrá “elementos de regulación” y subrayó que la Justicia podrá disponer el desalojo del lugar ocupado, “si no se cumple” con las etapas de negociación que establecerá la ley.

Bonomi afirmó que el gobierno mantendrá el decreto de Prevención de Conflictos, pero lo complementará con una ley que señalará que cuando surja un problema en un lugar de trabajo, en primera instancia se deberá analizar la situación en un ámbito bipartito. Si no hay acuerdo el tema se trasladará a la Dirección Nacional de Trabajo y como último paso se llevará al Consejo de Salarios. “Si no hay acuerdo, cada cual sigue su camino”. También remarcó que no serán “las minorías sindicales las que recorran ese camino”.