Vázquez distiende relación con empresarios por las ocupaciones.

El presidente Tabaré Vázquez distendió su relación con las cámaras empresariales, al anunciar ayer desde Panamá que derogará el decreto que regula las ocupaciones de los lugares de trabajo. La decisión se conoció a horas de que comiencen en esta jornada los Consejos de Salarios.
El anuncio fue realizado en medio de una gira presidencial de la que participan decenas de empresarios. El anuncio de Vázquez fue la segunda señal del mandatario hacia las cámaras, tras asegurarles días atrás que excluiría el artículo sobre ocupaciones del proyecto de ley de negociación colectiva que analiza el Parlamento.

En rueda de prensa con los medios uruguayos que lo acompañan, Vázquez confirmó en Panamá que va “a derogar el decreto sobre las ocupaciones”. Comentó que el gobierno reconoce el derecho de los trabajadores, no solo a la huelga, sino a las ocupaciones. Para este último caso el Ejecutivo se regirá “por la normativa legal vigente en el país –o la que se pueda establecer hacia el futuro– y por las directivas que la OIT estableció” en la materia.

El presidente de la Cámara de Comercio, Arnaldo Castro, que acompaña al presidente en la gira, al ser consultado –vía telefónica– por El Observador afirmó que el anuncio de derogar el decreto de ocupaciones fue recibido en forma positiva y afirmó que quitará rispidez en la relación, “ayudará al diálogo y a la mejor comprensión”.

En este sentido, Castro añadió que no era lógico mantener vigente el decreto cuando su articulado había sido eliminado del proyecto de ley de negociación colectiva. “El sentido práctico del gobierno es contemplar el planteo del sector empresarial en cuanto a que las ocupaciones son un derecho excedido”, subrayó.

En el mismo sentido, Roberto Villamil, integrante de la Cámara de Industrias, indicó a El Observador que la decisión presidencial “es una buena noticia; una acción positiva que contribuye a restablecer un clima más propicio para el diálogo”.

Complementó que aunque queda “mucho por recorrer” el gobierno con esta decisión dio “un paso en la dirección adecuada”.

PIT–CNT. En la central obrera la decisión presidencial fue tomada con cautela. Desde Panamá, el dirigente de la central obrera, Juan Castillo, dijo a El Observador que el movimiento sindical siempre vio a la ocupación como una de las prácticas del derecho de huelga, añadiendo que el gobierno tiene tanto derecho a sacar el decreto como a haberlo puesto en vigencia.

Por su parte, Milton Castellano, integrante del Secretariado Ejecutivo, subrayó que la ocupación es reconocida como modalidad del derecho de huelga y así se aplicó durante mucho tiempo sin que hubiese normativa al respecto. “Las cosas quedarán como siempre fueron en Uruguay”, comentó.

El texto. El artículo 4 del Decreto 165/06 establece que la ocupación parcial o total de los lugares de trabajo, en cuanto modalidad de ejercicio del derecho de huelga, deberá realizarse en forma pacífica.

Asimismo indica que la organización sindical deberá prevenir daños en las instalaciones y maquinarias, adoptar medidas tendientes a preservar bienes perecederos o a mantener en funcionamiento los procesos que no puedan ser interrumpidos.

El decreto también dejaba previsto que el Ministerio de Trabajo y la cartera competente en la respectiva rama de actividad, actuando conjuntamente, tendrán la facultad de intimar en 24 horas la desocupación inmediata de la empresa, bajo apercibimiento de la fuerza pública.

Luego de esto y sin que se haya producido la desocupación, se preveía la intervención del Ministerio del Interior.

Herramientas. El subsecretario de Trabajo, Jorge Bruni, expresó a El Observador que habló con Vázquez sobre la derogación del decreto. “Ahora habrá que tener herramientas jurídicas mediante las cuales pueda analizarse a fondo estas medidas gremiales”, acotó.