Vázquez fijó plazo para entes y los nacionalistas ratificaron su negativa

Vázquez dijo ayer durante la sesión del Consejo de Ministros en Zapicán que el gobierno «nunca» se negó al diálogo político.

«Nadie ignora que ni el Partido Colorado, ni el Partido Nacional, ni el Partido Independiente aceptaron integrar el gabiente de gobierno cuando les fuera ofrecido pocos días después de los comicios del 31 de octubre, exactamente el 3 de noviembre del año pasado», dijo Vázquez.

Agregó que «nadie ignora» tampoco que el Partido Colorado «resolvió no integrar» los directorios de los organismos y que el Partido Nacional «no ha respondido definitivamente».

Según Vázquez, el 3 de mayo se cumplirán «seis meses» desde que fue formulado el «ofrecimiento». «No corresponde al gobierno opinar sobre las motivaciones de tal tardanza, pero es el país el que no puede seguir esperando y por lógica consecuencia el gobierno tiene que actuar en función del país», afirmó.

«Por eso, sin dramatismo alguno y sin ánimo de interferir en los ritmos decisorios de nadie, informo que si el próximo lunes 2 de mayo dicha respuesta no se ha concretado, el Poder Ejecutivo adoptará las medidas que correspondan, para asegurar el normal funcionamiento de dichos directorios, en virtud de las vacancias generadas en los cargos en cuestión», dijo el presidente.

Agregó que eso será un «antecedente concreto para el proceso de reforma del Estado» que se iniciará, que llevará a que las empresas públicas que tienen cinco directores «puedan funcionar con tres» y las que tengan tres «puedan funcionar con dos».

«Este anuncio no es un emplazamiento ni significa una renuncia del gobierno al diálogo inherente a la democracia y a la agenda política del país, la cual se beneficiaría con el concurso y contralor de la oposición», añadió.

REACCIONES. El Directorio del Partido Nacional estaba sesionando ayer lunes cuando per- sonal de secretaría le acercó a su presidente, el senador Jorge Larrañaga (Alianza Nacional), un papel que contenía los anuncios realizados por Vázquez minutos antes.

Según indicaron a El País asistentes a la reunión, el líder blanco dijo que seguía sin tener «contactos oficiales» con el gobierno y que en los encuentros que habían «trascendido» entre figuras nacionalistas y de la izquierda «no se llegó a nada».

A ser consultado por El País, Larrañaga sostuvo que su colectividad no tiene que «contestar nada», porque el 11 de marzo por unanimidad adoptó una resolución, que le fue comunicada en ese momento al vicepresidente Rodolfo Nin Novoa.

Recordó que esa resolución —adoptada cuando el gobierno ratificó que en el Banco República irían cuatro miembros oficialistas—, los blancos manifestaron que el Ejecutivo optó «por el camino de no admitir ningún tipo de contralor» y que por lo tanto retiraban los nombres propuestos originalmente para ocupar cargos en el gobierno.

«En estas condiciones esta vigente esa resolución», dijo. «Mal se puede decir que se está esperando una respuesta cuando hace 45 días que se tiene la contestación del Directorio», agregó.

Larrañaga sostuvo que Vázquez no puede comunicarse «a través de la prensa» con la oposición. «El presidente está haciendo política de cara al 8 de mayo», acotó.

En tanto, el líder herrerista, el ex presidente Luis A. Lacalle, se limitó a responder: «El único que puede emplazar es el Poder Judicial».

Para el senador herrerista Luis Alberto Heber, «es al revés el razonamiento», porque debería ser Vázquez quien convocara a La- rrañaga.

Por su parte, el senador Francisco Gallinal (Correntada Wilsonista), dijo que «no corresponde que el gobierno emplace a la oposición ni la oposición al gobierno, mucho menos por discursos y por la prensa». Recordó la «buena voluntad» que han tenido los blancos en buscar acuerdos y aseguró que «poner una fecha significa complicar la situación».

Gallinal insistió en que «el gobierno necesita un contralor» y puso como ejemplo que «hay gente» en los organismos estatales que no pertenece a la izquierda que están sufriendo cierto tipo de «desplazamiento».

Si bien sostuvo que «nunca» se puede dar un tema por «liquidado», entiende que el asunto no se resuelve «disminuyendo» el número de miembros en los directorios, porque eso significaría «ir camino al absolutismo».