Vázquez impone hoy a los seis nuevos ministros

Tras muchos anuncios, Vázquez decidió reordenar su equipo de gobierno, disponiendo la salida de varios líderes de sector del Frente Amplio como Reinaldo Gargano (PS), José Mujica (MPP) y Mariano Arana (Vertiente), y dar lugar a figuras de una nueva generación.

El presidente Vázquez impondrá hoy entonces en sus cargos a los nuevos ministros de Educación y Cultura, María Simon; de Industria, Energía y Minería, Daniel Martínez; de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ernesto Agazzi; de Relaciones Exteriores, Gonzalo Fernández; de Defensa Nacional, José Bayardi; y de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Carlos Colacce.

También se producirá hoy la asunción del nuevo Secretario de la Presidencia, Miguel Toma, en reemplazo de Fernández, que ocupará la Cancillería.

La Juventud Socialista del Uruguay (JSU) saludó este fin de semana los cambios. La organización reunió a su dirección nacional y aprobó una declaración de apoyo al gobierno. Particularmente, manifestó su esperanza de que «la nueva generación que se consolida con este cambio ministerial, avance aún más en los objetivos del programa de gobierno».

Los socialistas pidieron «más equidad» y «más oportunidades» en esta nueva etapa del gobierno de Vázquez.

Estaba previsto que esta ceremonia se realizara en esta jornada en la ciudad de Paso de los Toros, un poco antes de que el presidente Vázquez presentara un balance del gobierno. Sin embargo, el mal tiempo y una afección viral del mandatario le jugaron una mala pasada a sus planes y se tomó la determinación de suspender este evento. En su lugar se hará un sencillo acto en el Edificio Independencia.

Los cambios fueron anunciados por el propio mandatario el lunes 11 de febrero. Los relevos «no responden a una crisis política» ni son «espontáneos», sino que fueron planificados en 2004 cuando el Frente Amplio ganó el gobierno, aseguró ese día el presidente.

Recordó que cuando se obtuvo el triunfo electoral existía la necesidad de formar un equipo que diera «solidez» al gobierno de izquierda a fin de lograr los «equilibrios necesarios» para una convivencia pacífica.

La proximidad de la contienda electoral fue referida por el presidente, cuando sostuvo que hoy el sistema político ya transita esa etapa. Por eso, el cambio en la línea estratégica seguida hasta ahora y el envío de los referentes sectoriales a la tarea político partidaria.