Vázquez instó a empresarios y trabajadores a ‘construir’ un nuevo proyecto de país

Vázquez, acompañado por los ministros de Economía y Finanzas, Danilo Astori, y Trabajo y Seguridad Social, Eduardo Bonomi, realizó personalmente una convocatoria a «transformar el país» invitando a trabajadores y empresarios a participar del proceso. Precisó que no se trata ni de una tregua ni de un pacto social, sino de una «convocatoria al diálogo» que reúna a las partes y fije prioridades para trabajar.
«Compromiso Nacional», fue bautizada la instancia en la que el presidente pretende alcanzar un nivel de diálogo que permita sentar las bases de un proyecto común de país con la mira puesta en el empleo, los ingresos y las responsabilidades de los actores.
«No hablamos de pacto ni de tregua porque aquí nadie está en guerra ni quiere algo que no sea la paz, la democracia, la igualdad y la solidaridad», dijo.
Agregó que «las naciones son proyectos cuya realización lejos de concretarse por arte de magia, a impulsos de voluntad o a golpes de Decreto, implica procesos evolutivos como tal desarrollados en el tiempo y sustentables en términos políticos y sociales».
Hizo referencia a un futuro «construido entre todos» e invitó a «soñar» con el país de la abundancia que hace varias décadas fue llamado la tacita del Plata o la Suiza de América.
Vázquez expresó que el gobierno tiene «el mandato de gobernar para el desarrollo productivo del país» sobre bases de producción y trabajo «para una mejor distribución de la riqueza».
«El objetivo», agregó, «no es crecer para luego llevar adelante una distribución justa, sino crecer con la distribución de la riqueza al mismo tiempo».

BUENAS REPERCUSIONES

El presidente de la Unión de Exportadores del Uruguay, Daniel Soloducho, dijo a Últimas Noticias que le parece «muy bueno» que se genere un, «compromiso entre todos los actores» vinculados a la producción porque es, «la única forma de que el país salga adelante». Indicó que los discursos le parecieron, «maduros y responsables» porque «indicaron claramente» las restricciones.
«Existirá un trabajo conjunto para generar empleo e inversión, nada más y nada menos. No hay pacto de no agresión ni se van a discutir salarios porque para eso están los consejos», dijo el empresario.
Osear Dourado, presidente de la gremial única del taxi, indicó que el discurso del Poder Ejecutivo sirvió para «aventar incertidumbres» que se habían generado en torno al conflicto con Gaseba.
«Que sea el presidente (Vázquez) el que diga que todos tenemos que trabajar en conjunto y que el Poder Ejecutivo ya a tener un papel activo y nos va a proporcionar información es una señal muy importante», agregó Dourado.
El presidente de la Cámara de Comercio del Uruguay, José Luis Puig, también se mostró conforme con la participación de los empresarios en las políticas macroeconómicas, pero reclamó celeridad.
«Queremos que esto se ponga en práctica cuanto antes para que podamos ver los resultados» expresó.
Los trabajadores, por su parte, también recibieron con beneplácito las palabras, oficiale. El dirigente Marcelo Abdala, dijo a Ultimas Noticias que él gobierno mostró «buena disposición» para solucionar los problemas del país, pero sostuvo que hay que «redoblar la apuesta».
«No alcanza con discutir la reforma tributaria y el gasto, nosotros queremos que se incluyan en la agenda las políticas de promoción industrial, social y productivo para redefinir este modelo aperturista que nos llevó a la ruina», concluyó.
El dirigente portuario Juan Castillo, aclaró que si bien se va a «colaborar» con los empresarios y el gobierno para mantener un «diálogo fluido», eso no implica dejar por el camino las movilizaciones programadas. «El diálogo, la negociación, no son contrarias a la movilización, eso es parte misma del movimiento sindical y no vamos a renegar de nuestra condición», agregó.