Vázquez, Larrañaga y Stirling: tres triunfos pero con distinto sabor

Jorge Larrañaga (Partido Nacional) y Guillermo Stirling (Partido Colorado) son los candidatos de los partidos tradicionales que en las elecciones nacionales de octubre competirán por la Presidencia de la República con el candidato del Encuentro Progresista (EP), Tabaré Vázquez.

Pero tras las elecciones internas de ayer los que festejaron con más calor en la fría y húmeda noche fueron los seguidores del ahora candidato único del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, quien le ganó por amplísima ventaja al herrerista Luis Alberto Lacalle (66% a 34%).

En una elección interna signada por una baja asistencia a las urnas (45%) –por debajo de lo que preveían las encuestas (alrededor del 50%)– el Partido Nacional (38%) le pisó los talones en cantidad de votos al Encuentro Progresista (43%). El Partido Colorado votó dentro de los previsto en los últimos sondeos (15%).

Si bien los analistas y dirigentes coinciden en que no se puede hacer una proyección automática de la elección interna hacia las nacionales de octubre, los resultados fortalecen la imagen de Larrañaga como el hombre mejor posicionado para competir con Vázquez.

Ante un reducido grupo de personas que se congregaron en la sede del Frente Amplio, y luego en una conferencia de prensa, Vázquez reivindicó anoche que el EP emergió de las internas como la primera fuerza, pero es un hecho que no alcanzó lo que venía reclamando en sus últimos mensajes políticos: que el EP lograra más votos que blancos y colorados juntos. Consideró que lo obtenido es “el piso” de lo que el EP puede conseguir, pero no todos piensan lo mismo en la izquierda.

Quien volvió a sorprender, y a generar polémica, fue el presidente Jorge Batlle, que ayer no fue a votar.

Hubo asimismo algunos hechos de violencia como el intento de chocar contra policías por parte de manifestantes que participaron en actos por los 31 años del golpe de Estado y lanzaron botellas contra los uniformados, y una agresión perpetrada contra el diputado herrerista Gustavo Borsari, quien debió ser operado.

Larrañaga. Como lo preveían las encuestas sobre la única interna con competencia real, Larrañaga derrotó ayer en forma aplastante a Lacalle. Los grupos no herreristas se aseguraron así la mayoría en los órganos de conducción del nacionalismo. La amplia ventaja fortaleció anoche la posición de quienes reclaman que el compañero de fórmula no sea herrerista y que surja de filas de quienes apoyaron a Larrañaga. El asunto sería definido hoy y es una prueba de fuego a la unidad exhibida por los blancos en los últimos tiempos.

Vázquez. En horas de la mañana de ayer Vázquez llamó a desdramatizar la escasa concurrencia a las urnas y el hecho de que el EP no haya votado mejor. De tarde dijo que el abstencionismo ciudadano es un asunto a analizar. El senador José Mujica fue más enfático y sostuvo que el índice de votación fue “un desastre”, a pesar de que su sector, el Movimiento de Participación Popular (MPP), se perfilaba como el grupo más votado dentro del EP, seguido por el Partido Socialista. La escasa votación aparece ahora un elemento de análisis imprevisto para la izquierda.

Stirling. Por la noche, los principales dirigentes colorados rodearon a Stirling, pero durante la jornada de ayer el candidato presidencial lució al igual que en la campaña: muy solo, sin el calor de los dos sectores que promovieron su postulación. Solo un diputado, Alberto Scavarelli, llegó hasta el lugar donde votó Stirling para saludarlo, mientras que fueron varios los dirigentes que rodearon al líder del Foro, Julio Sanguinetti, en el momento de votar.

Por si la frialdad forista no fuera una carga pesada para el futuro del Stirling, el presidente Batlle, principal impulsor de su candidatura, no fue a votarlo, una decisión que generó adhesiones y rechazos. No obstante, Stirling agradeció el apoyo de los dirigentes de su partido, anunció que buscará designar a su compañero de fórmula, y dijo que trabajará para “disputarle el gobierno al Frente Amplio” en octubre y noviembre.

Chicos. También se presentaron en estas internas Pablo Mieres (Partido Independiente), Aldo Lamorte (Unión Cívica), Víctor Lissidini (Partido Intransigente), Rafael Fernández (Partido de los Trabajadores), Armando Val (Alternativa de Cambio) y Walter Rocca (Humanista). Por el Partido Liberal triunfaba Julio Vera.