Vázquez no va a permitir que desde Greenpeace ‘patoteen’

El presidente Vázquez fue entrevistado ayer —día en que cumplió 66 años— por AM Libre en la puerta de su domicilio, donde fue consultado por la protesta que llevaron adelante manifestantes de Greenpeace en las instalaciones de Botnia (ver nota en página 7).

«No vamos a permitir que nadie de fuera venga a solucionar los problemas de los uruguayos. Los problemas nuestros los resolvemos entre los uruguayos. No toleraremos que nadie de fuera nos venga a marcar la cancha», explicó el presidente.

«Greenpeace es una organización no gubernamental que tiene todo el derecho a expresarse, pero no le vamos a permitir a Greenpeace ni a nadie que violen los derechos de los ciudadanos en el Uruguay», agregó.

«Para expresarse libremente no hay problema», dijo el presidente, «pero si quieren llevarnos por delante por la fuerza no lo vamos a tolerar. Uruguay, los uruguayos nunca hemos permitido que nos patoteen. Este gobierno y este pueblo no lo van a permitir», añadió.

Vázquez dijo, por otra parte, que el gobierno no permitirá que sigan realizándose los cortes en la ruta, pero dijo que esa decisión no será llevada adelante mediante la «represión» de los manifestantes, sino que se apelará al camino del diálogo por la vía diplomática.

Reiteró que el gobierno «va a tolerar la libre expresión del pensamiento en todo el país», pero destacó que «donde terminan nuestros derechos es porque comienzan los de otros».

«Hay que respetar todos los derechos. Y en ese sentido no vamos a permitir que haya cortes de rutas, no mediante la represión sino por el diálogo, el convencimiento», explicó.

«En esta época hay mucha gente que veranea, que trabaja, que va a estudiar, y tienen todo el derecho del mundo de poder transitar libremente en un país que respeta la tolerancia y la libertad», agregó el presidente.

DIFICULTADES. Por otra parte, el canciller Reinaldo Gargano dijo ayer que los cortes en la ruta generarán «dificultades» en la economía y el empleo argentino.

Gargano viajó ayer a Fray Bentos para transmitirle al intendente de Río Negro, Omar Lafluf, la resolución adoptada por el presidente Vázquez y sus ministros, en la cual se exhorta al gobierno argentino a liberar el paso de frontera, y se ratifica la decisión de que se continúe con la construcción de las plantas de Botnia y Ence.

El canciller fue testigo del nulo tránsito por el puente internacional, en momentos en que la Asamblea Permanente de Gualeguaychú efectuaba un nuevo corte del tránsito en la ruta 136, en respuesta a la detención de integrantes de Greenpeace.

Consultado acerca de la posibilidad del gobierno de entrevistarse con representantes de Greenpeace, el canciller indicó que el Estado «no tiene que hacer ninguna gestión» ante ese tipo de organizaciones, y que cualquier reclamo al amparo de normas legales.

El canciller dijo, además, que el gobierno quiere «mantener la mejor relación con Argentina», y aseguró que está «trabajando» con ese país para construir un «espacio de integración regional», que pueda ser ampliado con aquellos estados que tengan «sintonía con proyectos políticos y económicos».

«Nunca se le atravesó por la cabeza al gobierno uruguayo romper relaciones con la República Argentina», puntualizó.

Según Gargano, los cortes en las rutas han generado perjuicios económicos. «Argentina nos vendió por U$S 900 millones contra importaciones uruguayas de U$S 250 millones, y todo lo que está aconteciendo va a generar dificultades en el empleo, transporte, y demás esquema productivo argentino que se vende para otros países de América del Sur», señaló.