Vázquez pidió que no se vote partida extra para Educación

FINALMENTE, Vázquez dijo que no. “No se puede aumentar el gasto”, mandó decir a los legisladores a través del ministro Astori.
Según confirmó a Ultimas Noticias el diputado Alfredo Asti, “Presidencia se lo dijo a Astori, y Astori me lo dijo a mí”, por lo que el diputado trasladará hoy la decisión a la bancada frenteamplista. El argumento esgrimido por el presidente es que un eventual aumento “generaría inflación”.
En el momento en que surgió esta información ninguno de los diputados presentes en el Palacio Legislativo estaba al tanto de la orden del presidente, por lo que comenzaron a sucederse llamadas y reuniones para confirmar lo adelantado por Asti.
Según indicaron fuentes parlamentarias, Astori habría pedido a los senadores participar en su reunión de cabezas de lista, en la que estaba previsto tratar el aumento de 30 millones de dólares para la enseñanza propiciado por la mayoría de los sectores del Frente Amplio, pero la respuesta, según informaron, fue negativa, ya que argumentaron que el tema estaba siendo tratado en Diputados.
Mientras se discutía en sala el proyecto de ley de Control del Tabaco, los diputados oficialistas entraban y salían entre llamadas telefónicas y versiones que desmentían la información de que el presidente había ordenado no votar un aumento del gasto, e incluso, muchos no creían que fuera veraz, dada la forma en que fue trasladada, ya que en ningún momento hubo contacto entre voceros de presidencia y coordinadores de bancada. “A nosotros nadie nos dijo nada”, fue la frase más escuchada.
En Asamblea Uruguay el anuncio cayó como anillo al dedo, ya que desde el primer momento el sector respaldó al ministro en la negativa a aumentar las partidas, pero causó suma sorpresa e incluso fuerte molestia en otros sectores.
El Partido Socialista es el más comprometido por esta decisión, ya que fue uno de los que más impulsó en los últimos días la necesidad de votar el aumento, argumentando que la suma que se pedía no era significativa y que el dinero podía conseguirse, por lo que, en primer lugar, molestó la orden presidencial, y en segundo, la forma en que se enteraron. “No puede ser que me entere de esto por la prensa”, dijo un legislador mientras hablaba por teléfono tratando de verificar la información.
El anuncio llevó a que, terminada la sesión en la Cámara, los distintos sectores se reunieran en sus respectivos despachos para evaluar los pasos a seguir. Cabe señalar que no todos los sectores fueron informados oficialmente de la orden de Vázquez y muchos, hasta la noche de ayer, continuaban esperando la llamada desde Presidencia.
A última hora de ayer, el Partido Socialista continuaba reunido evaluando la situación y no se descartaba pedir una entrevista con Vázquez para aclarar el tema. La Vertiente Artiguista mantenía su posición de votar por los 30 millones, aunque, confirmado el anuncio, esperaban la reunión de bancada que se dará esta tarde.

LA RENUNCIA QUE NO FUE

Entre las muchas versiones que circulaban ayer en la Cámara de Diputados, apareció la de qué haría Asamblea Uruguay si los demás sectores votaran aumentar el gasto, y muchos indicaban que, si por disciplina partidaria el sector tuviera que ir contra la voluntad de su líder, podría darse una fuerte crisis en la fuerza política. Hasta se manejó una eventual renuncia de Astori si se veía desautorizado por los legisladores. “Si lo desautorizan, se va”, se arriesgó a decir un diputado.
No obstante, Astori salió fortalecido con la decisión de Vázquez, quien lo respaldó en su postura de no aumentar bajo ningún concepto el incremento en las partidas.
Con la orden del presidente, se espera en las próximas horas una resolución de los distintos sectores que, en algunos casos, continuarán buscando la forma de incrementar la partida para la enseñanza, con alternativas que evalúan en estos momentos.