Vázquez: ‘pobre’ expectativa por diálogo con Argentina en Madrid

Es que los dos países no han dado señales de flexibilidad y cada uno ha mantenido su postura respecto a la instalación de la planta de Botnia a orillas del río Uruguay a pocos kilómetros de la ciudad de Fray Bentos.

Argentina, a través de su canciller Jorge Taiana, ha anunciado que planteará en Madrid la relocalización de la planta, un punto que es «inaceptable» para el gobierno uruguayo, según respondió ayer en Santiago de Chile el presidente Tabaré Vázquez.

Uruguay ha insistido en tres puntos: la planta se queda donde está, no hay negociación con los puentes binacionales bloqueados por piqueteros argentinos, y la instalación de una comisión de monitoreo del río integrada por técnicos de los dos países.

«Muy pobre». Ayer en Chile, el presidente Vázquez fue consultado sobre las expresiones del canciller Taiana de que Argentina iba a exigir la relocalización de la planta de Botnia. Vázquez aseguró que la planta no será trasladada y arriesgó un pronóstico sobre la reunión en Madrid: dijo que si esa es la condición que lleva el gobierno argentina, su expectativa por el resultado del diálogo «es muy pobre».

Vázquez adelantó que Uruguay propondrá la instalación de un laboratorio de última generación en el que trabajen técnicos de los dos países, a fin de controlar una eventual contaminación del río. Además, admitió que le preocupan las amenazas lanzadas por militantes de la denominada Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, pero estimó que solo son opiniones «personales exacerbadas».

Según Vázquez, España no presentará una propuesta concreta en Madrid, sino que solo facilitará la instancia de la mesa de diálogo. «España no va a presentar ninguna propuesta, simplemente va a tratar de auspiciar un espacio de diálogo entre los dos países», aseguró.

«He leído en los medios de prensa cuál sería la posición que lleva Argentina a través del ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, un planteamiento que para Uruguay es inaceptable. Si ese es el planteo mi expectativa es muy pobre respecto a la reunión que vamos a tener. Uruguay sigue con su planteo, no negociamos hasta tanto no se levante definitivamente el corte de los puentes. Y lo que ha ofrecido Uruguay, es un monitoreo conjunto de los dos países de los elementos eventuales -que estamos seguros van a ser mínimos, casi inexistentes- de contaminación», expresó.

Vázquez recordó una reunión con el presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada, sede del gobierno argentino, en la que Uruguay ofreció la instalación de este laboratorio, que además sirviera para el resto del Mercosur.

Además de la de Botnia, está prevista la instalación de una planta de la española Ence en la zona de Conchillas, departamento de Colonia, a orillas del Río de la Plata, y otra de la sueco-finlandesa Stora Enso entre Durazno y Tacuarembó sobre el río Negro.

«Esto es un hecho consumado y lo vamos llevar adelante, ofreciendo todas las garantías que nos merecen nuestros hermanos argentinos, pero defendiendo nuestro derecho soberano a decidir qué es lo que hacemos los uruguayos, entre uruguayos, en el territorio nacional», dijo Vázquez sobre estos proyectos industriales.

Además, reiteró que el gobierno uruguayo no dejará de tomar las medidas que sean necesarias si se comprueba que hay contaminación del río.