Vázquez presentó a su equipo y anunció transición por cartera

El futuro gabinete del Encuentro Progresista (EP) –que asumirá el 1º de marzo de 2005– comenzó ayer oficialmente a funcionar. Al caer la tarde, el presidente electo, Tabaré Vázquez, presentó el equipo completo de ministros y subsecretarios que lo acompañarán y anunció el inicio de una nueva etapa en la transición de gobierno. A partir de la designación de la víspera, los futuros ministros (ver página 4) comenzarán a entrevistarse con los actuales titulares de todas las carteras para informarse en detalle de su funcionamiento, estado de situación y proyectos.
Durante la reunión de hora y media en el hotel Presidente con el próximo Consejo de Ministros, Vázquez pidió a sus colaboradores evitar los grandes anuncios hasta marzo del año que viene para no “desgastar” al gobierno electo en el período de transición.

El presidente electo expresó a sus colaboradores que deberán gobernar “con dos Biblias”: la Constitución y el programa de gobierno del Encuentro Progresista. Con respecto a lo primero, les dijo: “Dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada”. Vázquez encomendó a los futuros ministros que consulten el programa “cuando tengan dudas” durante su gestión.

El presidente electo instó a su gabinete a “trabajar duro” desde hoy aunque aclaró que no constituyen “un gobierno paralelo”.

Puso énfasis en el funcionamiento del Consejo de Ministros como una herramienta de gobierno en “equipo” y reiteró que durante su Presidencia lo llevará a sesionar al interior del país.

El futuro secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández, comunicará hoy al titular de ese cargo, Raúl Lago, que existen nuevos interlocutores para la transición.

Hasta ahora la información se canalizaba exclusivamente a través de Fernández y Héctor Lescano, presidente de la comisión de programa del FA y futuro titular de Turismo.

Desde la semana próxima, los futuros secretarios de Estado –quienes se instalarán en el hotel Presidente– se comunicarán con los salientes. Varios de los futuros ministros expresaron al término de la reunión con Vázquez la necesidad de conocer de primera mano la realidad de cada una de las áreas en las que trabajarán para luego definir las prioridades de gobierno.

Durante el encuentro, el futuro ministro de Industria, el empresario Jorge Lepra, fue el único que necesitó presentación por ser un outsider de la política. “Se trata de un hombre que no pertenece al EP. Es independiente”, dijo Vázquez al resto de sus más estrechos colaboradores.

La designación de Lepra lleva implícito un claro mensaje hacia el sector empresarial y la interna de la izquierda. El ex gerente general de Texaco ha sido un fuerte crítico del monopolio de ANCAP y de la actual política energética de Uruguay. Lepra dijo a los periodistas que la designación “lo sorprendió”.

El presidente electo prefirió un comunicado escrito para informar sobre la nominación oficial de los integrantes de su futuro Consejo de Ministros. A la salida de la reunión no habló con la prensa.

También por escrito informó Vázquez que el plan de emergencia social será encomendado a la senadora Marina Arismendi y a (la directora de Descentralización de la Intendencia de Montevideo) Ana Olivera (ambas comunistas). El Partido Comunista se había quedado fuera del gabinete.


Ministros hablaron. A la salida del encuentro con el presidente electo, la futura ministra de Defensa, Azucena Berrutti, se manifestó partidaria de eliminar el 14 de abril –día de los caídos en la lucha contra la sedición– como acto recordatorio. Dijo que ese evento no ayuda a “la reconciliación” de la ciudadanía con las Fuerzas Armadas. “Estoy muy convencida de ello pero después lo tendremos que analizar porque habrá que ver los argumentos que hacen quienes no están de acuerdo (…) Los pensamos escuchar”, expresó Berrutti.

La futura titular de Defensa manifestó que quiere un cuerpo militar “reconciliado con el pueblo, en buenas condiciones, rodeado de dignidad”

Para el próximo ministro de Economía, Danilo Astori, la nueva fase de la transición que comienza permitirá “trabajar mejor y organizar de una manera más eficaz la tarea en cada área”. Agregó que hasta ahora Fernández “venía acumulando” mucho trabajo.