Vázquez quiere pactar con empresarios y trabajadores

Con la finalidad de generar políticas para el fomento de la producción y la apertura de fuentes laborales, el gobierno pretende suscribir un acuerdo el jueves 19 con empresarios y trabajadores denominado “Compromiso nacional por el empleo, los ingresos y las responsabilidades laborales”. El encuentro será en el edificio Libertad y estará encabezado por el presidente de la República, Tabaré Vázquez, en presencia del Consejo de Ministros.
A pesar de la importancia asignada por el Poder Ejecutivo a este evento, empresarios y representantes del PIT-CNT desconocen su alcance y manifestaron no estar al tanto de los contenidos del acuerdo a suscribir.

La búsqueda de la firma del compromiso se produce en momentos en que en el ámbito empresarial existe malestar por algunas medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo como la derogación del decreto que habilita a la Policía a desalojar ocupaciones en locales públicos o privados. El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Mujica, reconoció ayer que la falta de “rumbos claros” genera “gran incertidumbre” entre los hombres de negocios. “No es que los empresarios estén en contra de los rumbos, no ven con claridad para donde vamos. Eso está coartando su voluntad de intervenir y de arriesgar”, dijo el secretario de Estado en una entrevista publicada por el semanario Búsqueda. Mujica manifestó que el ministerio de Economía debería “salir del campo de las generalidades y ser más preciso”.


El pacto. Fuentes oficiales dijeron a El Observador que el acuerdo busca procurar un compromiso amplio con los sectores empresariales y trabajadores “para compartir una visión estratégica de país”. El objetivo, agregaron, es generar políticas de largo aliento que trasciendan la discusión de las remuneraciones en los Consejos de Salarios.

Las fuentes manifestaron que el gobierno adquirirá como responsabilidad para el fomento del empleo el combate al informalismo y descartaron, por el momento, exoneraciones fiscales para los empresarios a cambio de un aumento de sueldos. Dijeron que se persigue un pacto similar al alcanzado entre el gobierno, los hombres de negocios y los sindicatos en Irlanda en 1987 (ver nota aparte).

Consultado por El Observador, el director nacional de trabajo, Julio Baraibar, dijo que el propósito es trabajar “hombro con hombro entre todos” para sacar el país adelante. “Queremos un relacionamiento laboral en serio y el cumplimiento de todos los acuerdos”, agregó.

El jerarca sostuvo que el gobierno irá con las orejas grandes para escuchar los planteos de ambas partes. “Hay mucho para hablar. Pero está claro que el país sale adelante con la responsabilidad de todas las partes. Este ámbito puede ser una fuente de ideas para la negociación colectiva”, dijo.


Incertidumbre. En el Pit-Cnt desconocen qué es lo que se va a tratar el día 19. El dirigente Juan Castillo recordó que en la visita efectuada por los ministros Eduardo Bonomi (Trabajo) y Danilo Astori (Economía) los jerarcas hicieron “una propuesta genérica y quedaron en mandar un documento”. Castillo sostuvo que hasta el momento no recibieron nada de parte del gobierno. El sindicalista rechazó que el PIT-CNT deje a un lado eventuales huelgas o movilizaciones como señal de humo blanco en las negociaciones.

Por su parte, consultado por El Observador, el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Horacio Castells, se preguntó: “¿Firmar? ¿Qué vamos a firmar?”. El empresario dijo desconocer cualquier documento para firmar y sostuvo que su gremial diariamente “hace cosas” por el aumento de los ingresos y de los empleos.

Manifestó que, si el gobierno disminuyera los aportes patronales, el desempleo se abatiría en un 3%. “Pero para eso hay que bajar los costos del Estado”, concluyó Castells.