Vázquez ratificó llamado a diálogo multipartidario

Aunque manifestó su deseo de que el Partido Nacional finalmente participe del diálogo multipartidario, el presidente electo, Tabaré Vázquez, ratificó ayer que más allá de esa decisión, el futuro gobierno habrá de convocar a esa reunión para tratar los temas económicos, de política exterior y de educación.

Vázquez hizo esa manifestación ayer por la tarde tras reunirse con el presidente Jorge Batlle en la residencia de Suárez y Reyes, donde ambos acordaron dar continuidad al funcionamiento del Estado, más allá del cambio de administración, tarea que impulsarán a partir del 1º de febrero los actuales y futuros secretarios y prosecretarios de la Presidencia.

En la reunión, Vázquez agradeció a Batlle el apoyo que dio a Eduardo Zaidensztat para que participe en el gobierno del Encuentro Progresista—Frente Amplio, al frente de la DGI.

Por otra parte, anunció que el acto de masas del 1º de marzo, el día de su asunción, será en avenida Libertador con el estrado en el Palacio Legislativo.

TRANSICION. En la reunión también se analizaron algunos aspectos de la transición que “al decir de los futuros ministros del próximo gobierno, en general se está cumpliendo de una manera adecuada, fluida”, dijo Vázquez. “Todos los compañeros están recibiendo la información correspondiente. Pretendemos en la próxima etapa previa al 1º de marzo profundizar algunos aspectos vinculados a la transición, sobre todo en el funcionamiento del gobierno. A partir del 1º de febrero, instalarnos de tal forma que podamos a partir del 1º de marzo, a partir de una línea de continuidad, seguir trabajando sin interrupciones en el funcionamiento del Estado, sobre todo en un momento donde por el desarrollo del turismo, de la economía y sobre todo la generación de puestos de trabajo que es lo que más reclaman los uruguayos, es conveniente que en el funcionamiento del Estado exista. No queremos dificultar la marcha del país”, agregó.

Vázquez dijo que “a partir del 1º de febrero el secretario de la Presidencia actual y el prosecretario, trabajarán en conjunto con el futuro secretario y el futuro prosecretario, para hacer toda esa preparación y que podamos continuar a partir del 1º de marzo sin interrupciones”.

El presidente electo explicó tras la reunión, que ésta era una de las “preocupaciones grandes” que tenía. “Esta preocupación la hemos solventado en la tarde de hoy”, apuntó.

El futuro mandatario indicó que “de esta manera vamos dando los pasos para que no exista un escalón que nos genere complicaciones a los uruguayos con el cambio de un gobierno a otro”, precisó.

LLAMADO. El presidente electo, dijo que antes de concurrir a la reunión con Batlle, recibió un llamado del titular del Directorio blanco Jorge Larrañaga, en la que le transmitió la resolución del Partido Nacional, en cuanto a intentar conocer cuáles son los planteos programáticos en el área de la educación y de la política económica del Encuentro Progresista-Frente Amplio. “Se lo voy a hacer llegar al doctor Larrañaga en los primeros días de enero”, respondió.

Vázquez dijo que en la conversación con Larrañaga le transmitió que “el compromiso que habíamos asumido con el doctor Sanguinetti en cuanto a establecer una mesa de diálogo, lo íbamos a llevar adelante. El Partido Nacional resolverá en su momento si participa o no. También hablé de esto con el doctor Batlle y él está dispuesto a participar en esta mesa de diálogo”, precisó.

Interrogado acerca de si el diálogo va a ser convocado igualmente en caso de que los blancos decidan no participar, respondió que el mismo “va a ser convocado porque así lo he expresado públicamente y nosotros cumplimos aquello a lo que nos comprometemos. Lamentaríamos mucho que el Partido Nacional no concurriera”, puntualizó.

FAINGOLD. Consultado acerca de si está en la perspectiva del futuro gobierno ofrecer cargos al embajador en Estados Unidos, Hugo Fernández Faingold y a Alejandro Atchugarry, respondió que “en cuanto a la embajada de Estados Unidos no está resuelto y no está planteado. Lo que ha trascendido en la prensa a mí particularmente me tomó de sorpresa, no porque el señor Fernández Faingold no haya sido un excelente embajador de Uruguay en Estados Unidos, sino porque en ningún momento hablamos de estos temas”, explicó.

En cuanto a la eventual participación de Atchugarry, dijo que “es un hombre que ha consolidado su imagen política, que ha aportado al país más allá de las discrepancias que hemos tenido y que podamos tener, (pero) no está planteado ningún ofrecimiento. Así que estas noticias se inscriben en el rubro de algunos rumores que no tienen fundamento real”, concluyó.