Vázquez rechaza que Uruguay sea un paraíso fiscal.

El secretario general Antilavado de Activos, Ricardo Gil, dijo a El País que en la reunión se presentaron algunos informes de avance de los distintos países que fueron evaluados por el organismo. Como Uruguay está en período de evaluación, fue «eximido» de presentarlo.

Gil puntualizó que Gafisud discute y toma las normas que se adoptan en el GAFI -el organismo creado por el G7 para el combate del lavado de activos- y en ese sentido adelantó que en el mediano plazo habrá una discusión importante.

«El GAFI empieza a discutir el tema de la eventualidad de que los delitos tributarios (la evasión) sean precedentes de lavado de activos», indicó.

Agregó que «va a ser una discusión muy polémica en todos lados y confirma que hay un movimiento importante desde el G-20».

En su discurso de ayer, Vázquez señaló que no desconoce ni subvalora «lo que otros realizaron antes que nosotros, pero estamos trabajando duro para fortalecer el sistema de prevención, detección y sanción de este fenómeno delictivo».

El presidente sostuvo que «es imprescindible» poder «abordar esta problemática con una perspectiva integral y sistémica, conjugando el cumplimiento cabal de los acuerdos que promueven la cooperación internacional con la constante mejora de los sistemas nacionales».

Para Vázquez, «nadie está libre y nadie resuelve por sí, y ante sí, ni eludiendo responsabilidades, ni juzgando o culpando a los demás sin analizarse a sí mismo… Por eso, entendimos desde esta gestión de gobierno, que era imprescindible que Uruguay mostrara su firme decisión de combatir el lavado de activos y sus delitos precedentes, de una manera seria y sistemática, sin estridencias, como nos gusta a los uruguayos, pero también tenemos que trabajar entre todos», agregó.