Vázquez remitió Rendición y se activan reclamos gremiales

EL CONSEJO de Ministros firmó ayer la Rendición de Cuentas y la remitió al Parlamento, donde algunos confían en la posibilidad de realizar modificaciones. Puertas afuera de la residencia presidencial de Suárez y Reyes, representantes de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza (Cseu) manifestaron su rechazo al presupuesto.
Luego de que el presidente Tabaré Vázquez pusiera fin al debate protagonizado a fines de abril por los integrantes del gabinete que no comparten los números del ministro de Economía, Danilo Astori, los ministros aceptaron la rendición y ayer la firmaron sin protestar. Funcionarios de Presidencia de la República lograron localizar el viernes a algunos integrantes del gabinete, por lo que al comenzar el Consejo de ayer los ministros se encontraron con que el articulado ya estaba mayormente suscrito. Sin comentarios ni explicaciones, firmaron todos, aunque algunos se reservan la posibilidad de realizar cambios a nivel Parlamentario.
Si bien todos coinciden en que no se debe expandir el gasto, hay quienes esperan que se hagan cambios que brinden un mayor presupuesto a sus carteras. Es el caso de los ministros de Educación, Interior y Desarrollo Social, Jorge Brovetto, Daisy Tourné y Marina Arismendi, respectivamente. El presidente Vázquez, que hace dos semanas adelantó su intención de quedarse «con los números del ministro de Economía», solicitó a sus ministros que informen y expliquen en detalle a la bancada parlamentaria del Frente Amplio (FA) el contenido del presupuesto.
En el marco de la elaboración de planes concretos de desarrollo a partir de los recursos disponibles, el mandatario les informó que el lunes 28 de este mes, luego de los acuerdos matutinos, se dedicará la tarde a trabajar sobre los proyectos del Uruguay Productivo.

RECLAMO SIN RESPUESTA

Luego de la silenciosa firma de la Rendición por parte de los presentes, Astori desarrolló un informe respecto al contenido de la Rendición y a los últimos anuncios económicos realizados por el gobierno, referidos a la reducción de las tarifas públicas y al desarrollo de estímulos a la industria textil.
Según dijeron a Ultimas Noticias fuentes del gobierno, el jerarca destacó el «importante esfuerzo del erario público» para brindar la rebaja tarifaria e indicó que el beneficio se financiará con cuatro millones de dólares provenientes de Tesorería y «ahorros genuinos». Agregó que el gobierno destinará 15 millones de dólares para el estímulo de la industria textil.
Enrique Rubio, director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), aseguró-que la Rendición de Cuentas «respeta todas las prioridades en materia de asignación de gasto para las áreas claves como educación, seguridad pública, salud, infraestructura y plan de equidad».
El Poder Ejecutivo elaboró el articulado respetando el mandato del presidente Vázquez de no incrementar el gasto público, pero los ministros acordaron redistribuciones internas que permitieron, por ejemplo, incrementar el gasto educativo en diez millones de dólares.
Pese a esta mejora, Rubio reconoció ayer que «el punto de partida en cuanto a la situación de los docentes uruguayos es terriblemente bajo», por lo que «los incrementos siempre están a una distancia importante de las expectativas». Efectivamente, las mejoras asignadas a la educación no conformaron a los docentes, que continúan reclamando 50 millones de dólares adicionales para obtener una mejora salarial. Los educadores pretenden que la Rendición de Cuentas incorpore un reajuste que brinde como resultado salarios que oscilen entre 7.800 y 10.000 pesos mensuales líquidos para los maestros.
Minutos antes de las 9 de la mañana de ayer se concentraron frente a la residencia de Suárez y Reyes a repartir volantes con el rostro de Astori y la consigna: «Sí al 4,5%. Los compromisos están para cumplirlos». Ninguno de los ministros se detuvo a hablar con ellos, por lo que poco después del ingreso del gabinete, se retiraron sin respuestas.