Vázquez y Lagos alientan un nuevo acuerdo regional con base política

El dirigente socialista español indicó que su país inicia «una nueva ola de inversiones» en América, que fundamentalmente estarán dirigidas a financiar a las pequeñas y medianas empresas, según lo anunció Vázquez.

Por otra parte, Lagos anunció que se trasladará a Uruguay el primero de marzo para participar del acto de asunción de Vázquez. Al evaluar el triunfo electoral del Encuentro Progresista-Frente Amplio (EP-FA), Lagos consideró que el acceso de Vázquez al gobierno representa «un hecho histórico de singular significación que (implicará) un cambio en el escenario político de la región».

Las opiniones fueron vertidas en la conferencia de prensa conjunta que ambos dirigentes realizaron en el Palacio de la Moneda. La idea de promover un Mercosur político y de lograr una mayor integración entre Chile y Uruguay, fueron los temas centrales que abordaron. Lagos estimó que la «profundización del Mercosur» permitirá una mayor coordinación para las negociaciones internacionales que realizará el bloque. Dijo además que coincidía con la propuesta política de Vázquez por promover el «crecimiento económico y la cohesión social».

Por su parte, Vázquez agradeció la deferencia de Lagos por haberlo invitado y subrayó que en el primer semestre del año se realizará el primer Encuentro de Cancilleres de la región. Remarcó que Uruguay y Chile tienen acuerdos en distintas áreas, que en el futuro se fortalecerán fundamentalmente en temas vinculados a la energía. También destacó que la conjunción de «pensamientos» que a su entender existe entre los países miembros y socios del Mercosur, permitirá «elaborar un proyecto político propio para América Latina».

Anunció además que su futuro gobierno respalda la postulación del Ministro del Interior de Chile, José Miguel Insulza, para ocupar la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA). Tras la conferencia, Lagos y Vázquez compartieron un almuerzo, que se extendió por más de una hora. Vázquez concluyó a las 14 horas su breve visita a Santiago de Chile. Escoltado por dos motos, un patrullero y cuatro autos del protocolo, el futuro mandatario uruguayo fue conducido hasta el aeropuerto.

TERERE. Tras el desayuno que compartió con Lagos y Rodríguez Zapatero, el líder de la coalición se trasladó a La Moneda. Al llegar en los autos oficiales, una multitud de manifestantes que reclamaba la suspensión de la importación de trigo de Argentina, abucheó a la comitiva uruguaya, por creer que formaba parte del gobierno chileno. Los ecos de la silbatina se perdieron, cuando dos grupos folklóricos comenzaron a entonar canciones típicas paraguayas y chilenas, en homenaje al presidente electo de Uruguay. Parado frente a los folkloristas vestidos con trajes típicos, Vázquez observó detenidamente los bailes. Luego de saludar a cada uno de los músicos y a los integrantes de los cuerpos de baile, saboreó el clásico mate paraguayo que le ofreció uno de los folkloristas.