Venezuela abre nuevo frente con los blancos

Los blancos le expresaron a Vázquez su preocupación por el ingreso de Venezuela al Mercosur, no porque a Uruguay no le sirva sumar un nuevo socio al bloque, sino por el estilo confrontativo del presidente Hugo Chávez, embanderado de la cruzada contra el Acuerdo de Libre Comercio (ALCA) que promueve Estados Unidos. En cambio, son firmes partidarios de incorporar a México al Mercosur, aunque sea como miembro asociado, como Chile y Bolivia.

La delegación del Partido Nacional le dijo a Vázquez que el ingreso de Venezuela al Mercosur –previsto para el 9 de diciembre en la cumbre de presidentes en Montevideo– puede “estimular” las relaciones bilaterales entre Brasil y Argentina en detrimento de Uruguay y Paraguay.

El presidente del Directorio del Partido Nacional, Jorge Larrañaga, declaró tras el encuentro que su colectividad analizará el ingreso de Venezuela al bloque. Larrañaga explicó que la preocupación nacionalista nace al percibir que el ingreso de Venezuela “en vez de recomponer la situación heterogénea dentro del bloque, contribuya a que los dos grandes, Brasil y Argentina, puedan recorrer el camino de la bilateralidad dejando a los países chicos de lado”.

Pero para los blancos uno de los principales escollos es la figura del presidente Chávez. “El problema no es Venezuela, es Chávez”, le dijo el senador Francisco Gallinal a Vázquez durante el encuentro.

Los blancos sí apoyan que México –firme partidario del ALCA– se incorpore al bloque como miembro asociado.

Durante la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata, Argentina, Vázquez invitó al presidente mexicano Vicente Fox a que su país se sume al Mercosur como miembro asociado, ya que no puede integrarse como socio pleno porque forma parte del Nafta.

GARGANO, SORPRENDIDO. El canciller Reinaldo Gargano, en tanto, se sorprendió por las declaraciones de Larrañaga respecto al ingreso de Venezuela porque, según dijo, el Partido Nacional tenía una actitud favorable a incorporar al país de Chávez al bloque.

Para el canciller la incorporación de Venezuela “genera una nueva realidad en el Mercosur e instala un nuevo equilibrio de fuerzas”.

Gargano dijo que Venezuela tiene “una economía que vive un momento de expansión en función de sus riquezas, sus reservas petrolíferas y energéticas”. Agregó que “tiene la capacidad para absorber una gran cantidad de productos alimentarios del Sur que hasta ahora importa del Norte”.

“La estabilidad es la condición para que la integración se pueda llevar adelante. La incorporación de Venezuela reafirma la existencia de un bloque que va desde el Caribe a Tierra del Fuego, que pueda incidir para que haya estabilidad en el resto de los países de América Latina”, declaró Gargano tras la reunión con los blancos.