Venta de electrodomésticos retomó la senda expansiva.

Las ventas de electrodomésticos, afectadas en la primera mitad del año por la mayor cautela por parte de los consumidores a la hora de realizar sus compras, muestran signos de crecimiento en los dos últimos meses que alientan las perspectivas de los operadores de plaza para lo que resta de 2009.
Según dijo a El Observador el director de Motociclo, Fabián Rozenblum, “hubo desde setiembre del año pasado una baja que enlenteció el fuerte crecimiento con que venía el sector. Ya en febrero y marzo comenzó a reactivarse lentamente y las ventas de julio terminaron 10% por encima del año anterior”.

El ejecutivo señaló que estas cifras permiten conjeturar mejores augurios para el resto del año, en un clima de recuperación de la economía local y una reanudación de las decisiones de consumo postergadas. “Entendemos que la caída se tendría que haber terminado y que vamos a retornar a niveles de crecimiento muy razonables”, aseguró.

En la misma línea, Fernando Nates, gerente comercial de Vía Confort, resaltó que “las perspectivas son buenas”, con un incremento de las ventas que comienza a notarse en los últimos meses, luego de “una pequeña caída respecto al año anterior”.

La Encuesta de Consumo de la Cámara de Comercio y Servicios (CNCS) divulgada el pasado miércoles arrojó una desaceleración en la caída de los ventas de electrodomésticos durante el segundo trimestre de este año, en relación a lo ocurrido en el período enero-marzo.

En el caso de las colocaciones del rubro en supermercados y cooperativas de consumo se registró una caída de 5,3% la segunda mitad del semestre, mientras que en el primer trimestre el retroceso alcanzó una tasa de 12% en relación a igual período del año anterior.

Mientras tanto, en comercios especializados, las ventas de electrodomésticos se estabilizaron en la última medición, luego de haber caído 10% durante los primeros tres meses del año.

MENOR IMPACTO. El deterioro de la confianza de los consumidores a raíz de la crisis y la postergación de sus decisiones de consumo aparecen como la principal explicación a la caída de las ventas. Sin embargo, los operadores sostienen que el impacto de la crisis fue menor al esperado.

“Estamos vendiendo más de lo que preveíamos”, aseguró a El Observador el gerente comercial de Barraca Europa, Marcelo Zador. La actividad durante los últimos meses estuvo “un poco por encima del año 2007, que no fue un año malo”, agregó.

Al mismo tiempo, destacó el incremento de las ventas en el interior del país, que “se está recuperando de forma importante”.

Respecto al impacto esperado de la crisis en la actividad del rubro electrodomésticos, Rozenblum señaló que “las ventas fueron mayores a lo que uno podía proyectar al principio del año”.

MAYORES PRECIOS. La crisis económica internacional hizo caer el precio de los electrodomésticos medidos en dólares. Sin embargo, en la primera mitad del año el incremento del tipo de cambio respecto a igual semestre de 2008 llevó a que los precios en moneda local registraran una suba del orden de 14,4%, de acuerdo a la medición realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según explicó Rozenblum, “el valor de los productos en dólares cayó con la crisis, pero hace ya dos meses que se observa un repunte de los precios internacionales”. Por su parte, Zador señaló que en el corto y mediano plazo, la fuerte revaluación del real hará subir los precios de los artículos provenientes de Brasil.

En cuanto a los productos importados de Asia, el responsable del área comercial de Barraca Europa explicó que el precio de los fletes registró una fuerte caída en los meses de mayor contracción de las transacciones mundiales como efecto de la crisis. Pero a partir de los últimos meses los fletes emprendieron un proceso de fuerte recuperación, lo que se ve reflejado en el precio al público de los bienes de consumo.