Ventas de electricidad,naftas y gas se redujeron

En el primer semestre, UTE facturó consumos por 2.908 MWh, 7% menos que en el mismo período del año anterior. Este es el segundo año consecutivo de caída en el consumo facturado, que acumula un deterioro de 9,5% desde 2001.

Los consumidores residenciales fueron quienes más contrajeron su demanda, 9,5%, respecto a 2002 y 11% desde 2001.

Las empresas distribuidoras de gas también sufrieron las consecuencias de la contracción de la demanda como consecuencia de la crisis económica, en especial en el consumo industrial, y de la temperatura más cálida, dijo a El País la gerente comercial de Gaseba, Vannesa García.

Los clientes de Gaseba consumieron entre enero y mayo, 12% menos que el año anterior, y los de Conecta Paysandú 7%. La DNE no registra datos de Conecta zona sur anteriores a diciembre de 2002.

García consideró que las ventas mejorarán el año próximo, a medida que se incorporen nuevos clientes por la reconversión de la red al gas natural, y por la habilitación del uso de este combustible en vehículos.

Por su parte, el responsable de control de gestión de Conecta, Eduardo Umpiérrez, informó que el consumo mejoró en julio, al punto de que la caída se reduce a 2% si se consideran los siete meses.

FACTOR. Según su análisis, el factor determinante fue la temperatura, que en junio de 2003 fue, en promedio, casi cuatro grados más alta que en el mismo mes del año pasado. Esta diferencia provocó una caída de casi 25% del consumo si se lo compara con la cifra de 2002. De acuerdo a las proyecciones de la empresa, si la temperatura de setiembre se mantiene en el nivel del año pasado, 2003 cerrará con una caída de 2%.

En cuanto al supergás, cuyos usos coinciden con los del gas por cañería (calefacción y cocción), el consumo disminuyó 8,4%.

Pablo Cardellino, gerente de operaciones de Riogas atribuyó esta caída al precio, que desde enero de 2002 a junio de este año se incrementó 108%, muy por encima de la inflación de 32%, y a un mes de junio con temperaturas «muy benévolas». Según Cardellino, pese a la suba, el supergás se mantiene competitivo frente al gas natural en los consumos bajos y medianos, mientras que aquél lo aventaja en volúmenes mayores.

El ejecutivo dijo que las ventas se han recuperado levemente en los últimos 30 días, por lo que se prevé cerrar el año con una caída de 7%.

En tanto, las ventas de derivados de petróleo se contrajeron 9,5% en el primer semestre, de año con la mayor caída concentrada en la nafta super (22,7%). En este período se vendieron 32.2 miles de metros cúbicos de nafta ecosupra, 9.2% menos que el mismo lapso del año anterior, mientras que la venta de nafta común creció 4,6%, a 36 mil metros cúbicos.

Según el director Pablo Abdala, este fenómeno es atribuible al pasaje de los conductores de la nafta super a la variedad más económica.

Las ventas de naftas siguieron cayendo pese a la rebaja 12% en el precio, aunque a un ritmo menor. Mientras en todo el semestre la caída fue de 16%, desde abril fue de 10%.