Vigilarán con cámaras todo el Centro

La Policía filmará durante las 24 horas toda la Avenida 18 de Julio y la zona comercial de 8 de Octubre. Para ello, en breve la Jefatura de Montevideo colocará unas 20 cámaras de última generación, en puntos estratégicos del Centro, Cordón y La Unión. Los equipos suplantarán a las cámaras con que ahora cuenta la Jefatura.

De la iniciativa participarían empresarios de la zona. «Estamos hablando con todos los comerciantes de 18 de Julio para que participen en la compra de las cámaras, así los costos son más bajos y accesibles», explicó a El País el integrante del Grupo Centro, Wilson Amarillo. Esta organización nuclea a los comerciantes ubicados en esta zona de Montevideo.

La adquisición de las cámaras se hará a través del «leasing» (préstamo de uso) y del mantenimiento de las mismas se encargará la firma que las importa.

Aníbal Glodofsky, gerente de la Asociación Comercial del Uruguay, dijo que esta organización ya recibió dos ofertas de empresas del medio para la colocación de las cámaras.

«Estas se abonarán mes a mes. De esta manera, no será una inversión tan grande», expresó.

Las cámaras son inalámbricas, cuentan con zoom y su precisión es de tal magnitud que se puede observar la cabeza de un alfiler ubicado a seis metros de distancia de la cámara. Su alcance máximo es de 300 metros.

Al filmar a color, permiten una muy precisa captación de la situación observada y, para el caso de la consumación «in fraganti» de algún delito, facilitarán el registro de detalles para la captura rápida del infractor. Las cámaras abarcan una visual de 360 grados, y su punto de visión se puede subir, bajar o hacer girar. También son programables: a partir de la experiencia que recoja la policía, los técnicos pueden determinar que las cámaras realicen un circuito deteniéndose en los puntos de la vía pública considerados más vulnerables o riesgosos. El zoom es muy potente y, al acercarse al plano que se enfoca, aporta detalles reveladores.

Las cámaras estarán controladas por agentes policiales situados en el quinto piso de la Jefatura de Policía de Montevideo. Allí funciona el Departamento de Claves y Comunicaciones y opera el Servicio 911 de Emergencia Policial.

Hace cuatro años, se instalaron dos cámaras sobre la Avenida 18 de Julio. En este momento, frente a ocho monitores, varios policías vigilan durante 24 horas todo lo que acontece en la principal avenida de tránsito de Montevideo. Las cámaras que están operativas ahora serán sustituidas por los nuevos equipos.

Días atrás, integrantes del Comando de la Jefatura de Policía se reunieron con representantes de la Asociación Comercial del Uruguay para lograr un acuerdo sobre la colocación y funcionamiento de las cámaras.

Mientras la Asociación Comercial del Uruguay debe encargarse de contratar a la empresa que instale los equipos, el rol de la Policía será el seguimiento de la filmación y la grabación digital durante 24 horas. Además, brindará una respuesta operativa en caso de que se constate un delito en 18 de Julio.

Eduardo Cheker, director de la Oficina de Coordinación del Servicio 911, dijo a El País que el objetivo de la colocación de estas cámaras «es la televigilancia» de la capital.

«Ese sistema ha dado muy buenos resultados en otros países. Permite que los efectivos sean derivados hacia puntos realmente críticos», explicó.

ARRIBO. La Policía ya se prepara para brindar una cobertura de seguridad a la afluencia de turistas en el verano y a las miles de personas que arribarán en los cruceros en esta temporada.

En ese sentido, el jefe de Policía de Montevideo, Nelson Rodríguez Rienzo ordenó la instalación en el Departamento de Claves y Comunicaciones de una nueva frecuencia de radio que operará solamente para la Policía Turística.

En caso de que los funcionarios ubicados en el Departamento de Claves y Comunicaciones constaten algún ilícito a través de los monitores, informarán del mismo a los agentes de la Policía Turística que recorren a pie los principales sitios de interés para los visitantes extranjeros.

«Las cámaras cumplen una labor disuasiva que va acompañada de un trabajo operativo que realizará la Policía Turística», dijo a El País el jefe del Departamento de Claves y Comunicaciones, Yamandú Alcántara Sánchez.

La Policía Turística cuenta con 150 efectivos entrenados para atender a los turistas.

PUNGAS. Tras advertir que aún no se había definido la ubicación de las cámaras, Glodofsky dijo que la iniciativa de los empresarios procura una cobertura integral de la Avenida 18 de Julio y de la zona comercial de 8 de Octubre.

El gerente de la Asociación Comercial destacó que uno de los puntos claves será la intersección de esta avenida y la calle José Serrato, donde existen aglomeraciones de personas por la feria. «Ese lugar se transformó en una zona conflictiva. Allí ocurren muchas pungas y arrebatos», expresó.

También señaló que la seguridad «se ve comprometida» en La Unión por el hecho de que los clientes deben estacionar sus vehículos a varias cuadras de la Avenida 8 de Octubre, lo cual facilita que se produzcan muchos robos en el interior de sus autos.

Agregó que esa situación no ocurre en el centro de Montevideo, porque el estacionamiento tarifado determinó que haya una mejor visibilidad entre los vehículos.