Violencia radical: atacan bancos, taxis y cuarteles

La Seccional 6ª de Policía, la sede de la División de Ejército I, una estación de servicio, dos instituciones bancarias, la Cooperativa Policial, viviendas particulares en la avenida Libertador, y dos taxímetros, uno de cuyos conductores terminó en un centro asistencial por las heridas recibidas, fueron agredidos con piedras y sus vidrios destrozados, en tanto otros lugares resultaron blanco de pintadas contrarias al gobierno.

En tanto, un grupo de adolescentes identificados como anarquistas -varios de los cuales eran pertenecientes a la organización Plenaria, Memoria y Justicia- cortó el tránsito en las inmediaciones de la Plaza Cagancha luego de finalizado el acto del Pit-Cnt, como parte de su protesta contra el gobierno que encabeza el presidente Tabaré Vázquez.

Los exaltados pertenecen en todos los casos a organizaciones sociales y políticas que participaron en el acto radical del 1° de Mayo frente al Palacio Legislativo. Los desmanes los cometieron antes y durante el acto oficial del Pit-Cnt.

Estos incidentes no dieron lugar a enfrentamientos con la Policía, que se mantuvo al margen en todo momento.

En el Ejército tampoco hubo reacción contra los manifestantes, dijeron a El País fuentes militares que confirmaron detalles y alcance de los incidentes.

En la sede del Centro Militar (CM), sobre la avenida Libertador, que se encontraba en donde comenzó la concentración de los gremios asistentes al acto central, se colocó un vallado que no fue violentado y, como consecuencia, la institución social de retirados de las Fuerzas Armadas no sufrió agresión de ningún tipo.

PRIMERA VEZ. En un hecho que no registra antecedentes, la sede de la División de Ejército I en Agraciada y Capurro experimentó además de pintadas en sus muros, la rotura de un vidrio. Las sedes de los bancos Nuevo Comercial y Credit Uruguay, también fueron atacadas por manifestantes, informó la Policía.

Integrantes del grupo Fogoneros, con sus caras cubiertas por pañuelos, y de Tendencia Clasista y Combativa, apedrearon otros locales comerciales. Estos incidentes se produjeron en varios lugares de la ciudad, pero especialmente en el trayecto entre la plaza Mártires de Chicago y el estrado del Pit-Cnt en el cruce de Libertador y Mercedes.

UN HERIDO. Dos taxis fueron atacados. Uno de ellos cuando circulaba por San Martín y Martín García, siendo lesionado el conductor, de 38 años de edad, que debió ser trasladado a un centro asistencial. El otro taxi atacado se encontraba estacionado en la calle Yaguarón.

Las agresiones, según dijeron las fuentes consultadas, fueron cometidas por personas encapuchadas.

Además, en el correr de la tarde se dieron otras situaciones de violencia en diversas comisarías de Montevideo.

También fueron agredidas otras reparticiones del Ejército, donde algunos motociclistas encapuchados tiraron bombas de alquitrán e hicieron algunas pintadas.

De todos modos, algunas informaciones no oficiales indican que miembros de Tendencia Clasista y Combativa concretaron enfrentamientos con la Policía, luego de que un grupo de estos militantes rompieran vidrios de comercios de la avenida Libertador. A la vez, se informa que no se produjeron detenciones a causa de los incidentes.

OBSERVADORES. La Policía tenía la orden de no intervenir, aunque algunos de sus miembros realizaron tareas de observación de los movimientos de los grupos radicales, en forma discreta. Grupos de choque estaban alistados ante la posibilidad de incidentes mayores.

Además, se informó a El País que el Ejército desplegó a algunos de sus efectivos entre los asistentes a ambos actos, a fin de realizar tareas de inteligencia.