Vuelve el bloqueo total en medio de un clima tenso por elecciones

La iniciativa de plebiscitar la posición en torno a la planta de Botnia naufragó para la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú. De todas formas, algunos sectores, como el que integra el ex coordinador Gustavo Rivollier, insisten en discutirlo.

En tanto la ruta 136 continúa bloqueada, el clima electoral comienza a marcar los tiempos. Para los asambleístas nada puede anteponerse a la herramienta de lucha que han privilegiado: el bloqueo. Mañana los grupos de Colón y uno de los que opera en Concordia se aprestan a instalar un corte por tiempo indefinido.

Mientras los gobiernos se preparan bajo reserva para la esperada instancia de diálogo en España, los asambleístas entienden que el único camino posible es continuar con el mecanismo de presión para obligar al traslado de Botnia.

PLEBISCITO, NO. El viernes pasado el campamento de Arroyo Verde dio su unánime apoyo a la iniciativa presentada por el juez de Instrucción de Gualeguaychú, Eduardo García Jurado. El magistrado proponía, a título personal, que se incluyeran papeletas por el «Sí» o el «No» a la planta de Botnia en las próximas elecciones provinciales del 18 de marzo. El juez García Jurado había argumentado que con el plebiscito la posición de Gualeguaychú se «blanquearía» y el rechazo a la planta no parecería una idea de «500 locos».

Sin embargo, una nueva asamblea que tuvo, precisamente, una concurrencia estimada en las 500 personas, este domingo resolvió dar marcha atrás con el planteo.

«La Asamblea no tiene nada que hacer en una elección, nosotros no queremos la política en la Asamblea», declaró el asambleísta Willy Larrivey a la emisora local Radio Máxima. «No tenemos ningún apuro para hacer esto y además no tenemos plata», argumentó, «además cuarenta mil personas el 30 de abril de 2005, 100 mil personas en 2006 arriba del puente, hace dos meses que tenemos cortada la ruta y nos visita gente de todo el país, ¿qué más plebiscito que este?».

Durante la discusión de este tema el domingo pasado estuvieron presentes los cinco candidatos a intendente de la ciudad de Gualeguaychú. En principio la idea era que, de mantenerse la iniciativa, los candidatos debatirían con la Asamblea la forma de manejar el tema durante la campaña electoral. Pero al revocarse la decisión del viernes la presencia de los candidatos no pasó del mero plano testimonial.

Uno de ellos, Héctor Maya, espoleó la iniciativa y aseguró que la misma respondía a una «maniobra del gobierno entrerriano». «Ayer, en forma aplastante se dejó sin efecto esto, porque acá en Gualeguaychú se sostiene que todos pueden decir no a las papeleras, pero todos no pueden decir sí a la Asamblea Ambiental y al corte de ruta y a la lucha», declaró ayer Maya.

«Estamos viviendo un recalentamiento de las elecciones. El clima electoral se ha puesto muy tenso, presumo que es por el nivel de competitividad. Y acá se vivirá una elección muy diferente que en el resto de la provincia, porque está la espada de Botnia», señaló Maya.

Maya se ha convertido en un decidido defensor de las medidas de la Asamblea, e incluso muchos de los partícipes de la denominada «ala dura» adhieren a su candidatura en estas elecciones.

Por el momento, la línea dura de la Asamblea ha sabido sortear los escollos para concentrarse en el bloqueo. Sin embargo, al llegar al tercer mes del corte indefinido, los disensos comienzan a marcarse.

Según una nota publicada por el periódico Perfil de Buenos Aires, los asambleístas bonaerenses creen que Gualeguaychú deberá abandonar el bloqueo ya que la medida se ha vuelto contraproducente. Los integrantes de la Asamblea de San Telmo, quienes viajaron a Montevideo para realizar la volanteada que terminó en los graves incidentes ya conocidos, indicaron a Perfil que buscan «persuadir» a los entrerrianos para que cambien su estrategia y apunten baterías contra Finlandia como responsable de la presunta contaminación. «La lucha debe ser contra Finlandia y Botnia y no contra Uruguay. El gobierno tiene que dar una señal a Gualeguaychú para que la Asamblea levante el corte», sostuvieron.

Lejos de ello, y en lo inmediato, la Asamblea apuesta a endurecer al máximo su lucha a través del bloqueo total.