Zona arrasada comienza a recibir la ayuda mundial

NUEVA YORK | EFE, ANSA y AP

El Banco Mundial y los países ricos se han comprometido a donar una cantidad que ya supera los 500 millones de dólares para las víctimas del terremoto y los maremotos en Asia.

El Banco Mundial anunció que donará 250 millones de dólares y la cantidad agregada de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia y otros países suma casi 250 millones más, sin contar otras iniciativas de renegociación de deuda o ayuda material directa.

La coordinadora adjunta de la ONU para las tareas de Emergencia, Margareta Wahlstrom, indicó que hasta el momento hay una «elevada generosidad» característica ante ese tipo de tragedias.

Entre los principales donantes figuran los países de la Unión Europea con más de 115 millones de dólares -de ellos el Reino Unido 70, Alemania 26 y Francia 20-, seguidos de Estados Unidos con 35 millones de dólares, Canadá con 30, Japón 26 y Australia 4 millones.

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, se manifestó hoy satisfecho por la respuesta mundial a la catástrofe causada por el tsunami del domingo en el sudeste asiático y elogió la donación de 500 millones de dólares.

QUEJAS. En los días que siguieron a la tragedia en el Océano Indico, al sur de Asia, un estrecho colaborador de Annan se había quejado de que la comunidad internacional se había comportado miserablemente en la ayuda a los países castigados por el maremoto.

«Déjenme decir que en esta instancia particular la respuesta ha sido muy buena», dijo Annan.

Desmintió, al respecto, que existan fricciones entre Estados Unidos y la ONU, y expresó que varias otras naciones están interesadas en sumarse al grupo original que comprende, además, a Australia, India y Japón.

Los últimos cálculos hablan de que cinco millones de personas fueron desplazadas en la región del sudeste asiático arrasada por el maremoto que causó al me- nos 127.000 muertos, mientras que miles siguen desaparecidos y se teme un brote de cólera en Tailandia.

Harsaran Pandey, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Asia del Sur, informó ayer que «hasta 5 millones de personas fueron desplazadas y se encuentran en riesgo en toda la región».

El vocero precisó que entre 1 y 3 millones de esos desplazados estaban en Indonesia, 1 millón en Sri Lanka y el resto esparcidos entre India, Maldivas y otras naciones afectadas.

Por su parte, las autoridades de Phuket, en Tailandia, lanzaron ayer un alerta de cólera y reforzaron las medidas de profilaxis ante la presencia de centenares de cadáveres insepultos, informaron fuentes de los equipos de rescate.

Fuentes de esos equipos que trabajan en el lugar en búsqueda de las víctimas del maremoto relataron con estas iniciativas las autoridades intentan frenar una epidemia.